Pásate al MODO AHORRO

Un informe de Reebok deja mal paradas a las ciudades vascas en la práctica del deporte

Bilbao se sitúa como una de las principales ciudades españolas con la cuota de gimnasio más cara

Un hombre realiza ejercicio mascarilla / EP
Un hombre realiza ejercicio mascarilla / EP

Euskadi todavía está lejos de posicionarse como una de las comunidades autónomas donde más se practica el deporte. Así lo señala un informe publicado por Reebok, donde no menciona a ninguna ciudad vasca entre las principales en promover el bienestar físico dentro de Europa. Tampoco se encuentran dentro de las veinte primeras que ofrecen un entorno más adecuado gracias a su buena calidad del aire, su gran cantidad de espacios verdes y la existencia de gimnasios asequibles. Del estado español sólo Valencia, Madrid y Barcelona aparecen en el ranking siendo la primera mencionada la que ocupa el quinto puesto después de Amsterdam, Copenhague, Helsinki y Oslo. Esta situación sorprende después de que en el año 2012 Vitoria-Gasteiz se convirtiese en la Capital Verde de Europa y el  pasado 2019 fuese Ciudad Verde Global, uniéndose así a una selecta lista de ciudades con las mismas características. 

De entre las tres capitales, es la bizkaina la mejor posicionada, ya que es la única que  deja ver a un pequeño porcentaje de población más activa, con habitantes que evitan los medios de transporte para ir a trabajar y optan por una caminata. Bilbao es a su vez, la ciudad con la cuota mensual de gimnasio más cara, de entre todas las principales ciudades españolas menos sedentarias. Ofrece una membresía de 42 euros al mes. Casi el doble que lugares como Valencia o Zaragoza. 

Sin embargo, parece que los aficionados vascos al fitness, no se resisten a la nueva temporada de entrenamientos y a sus precios y ya comienzan la vuelta a su rutina en los gimnasios. La mayoría aprovecha los primeros días del mes de septiembre para tantear cuál es la mejor opción en cuanto al precio y la localización. Algunos optan por locales más caros, pero con garantías de encontrar sitio para entrenar , lejos de las aglomeraciones que se forman en las horas punta. Jonatan Peña, trabajador del Club Metropolitan de uno de los establecimientos de Euskadi, reconoce que ya han empezado a acudir los primeros interesados en retomar el deporte en los gimnasios de la cadena, y el interés por las restricciones y volumen de gente son unas de las principales cuestiones que preocupan. Así lo reconoce Ander García, que prefiere pagar una cuota mensual más elevada, pero evitar los tumultos que se forman en ocasiones alrededor de algunas máquinas para coger turno.

Con la llegada de septiembre las campañas para atraer clientes han comenzado en la mayoría de los gimnasios, que siguen utilizando la estrategia de rebajar los precios durante los primeros meses como principal gancho para los usuarios. La cadena Altafit es una de las muchas que siue esta línea y ha lanzado una promoción para antiguos socios, ofreciéndoles un descuento del 50% durante las ocho primeras semanas. “Es una fórmula que está funcionando muy bien y anima a la gente a volver después de meses con menos capacidad de lo habitual”, declaran.

 

Archivado en:

Destacados