Pásate al MODO AHORRO

Feministas y actrices se indignan con la decisión del Zinemaldia porque las "invisibiliza"

El Festival de San Sebastian ha anunciado que para su proxima edición en septiembre suprime la distinción de género en el premio de interpretación

Greta Fernández, Nina Hoss durante la edición 67 del Zinemaldia. / Zinemaldia
Greta Fernández, Nina Hoss durante la edición 67 del Zinemaldia. / Zinemaldia

El Festival de San Sebastian ya ha presentado el cartel de su próxima edición, la número 69, y lo ha hecho acompañado de una noticia que cuanto menos ha sorprendido. El director del certamen donostiarra, José Luis Rebordinos, anunciado durante el acto de presentación, que para esta edición del Zinemaldia, se suprime la distinción de género en el premio a la actuación y su sustitución por las Conchas de Plata a la mejor interpretación protagonista y de reparto, que en ambos casos se podrá conceder ex aequo. Esto ha sorprendido e indignado tanto a actrices como al colectivo feminista.

Desde la dirección del festival, argumentan que el cambio "obedece a la convicción de que el género, una construcción social y política", deja de ser para ellos "un criterio de distinción en la actuación". Detallan que desde ahora, el criterio del jurado será el de distinguir entre "malas y buenas actuaciones". Rebordinos asegura que no tienen certezas, pero sí "voluntad de seguir evolucionando y ayudando a construir una sociedad más justa e igualitaria". Sin embargo, pocas horas después, cuando ya empezaban a llegar las reacciones, en una entrevista en otro medio daba un paso atrás y apuntaba que: “Todos estamos aprendiendo y si nos hemos equivocado, volveremos a lo de antes”.

"Si no lo tienes claro y si te lo has pensado varias veces, será por algo, quizás no te hayas asesorado bien", le responde en este medio la que fuera candidata socialista a la alcaldía de Vitoria, filóloga y feminista, Maite Berrocal. Para ella, la cuestión de la 'meritocracia' es "un mito", porque el canon que impera siempre es el masculino. Considera que con esta decisión, la dirección del Zinemaldi ha aplicado una interpretación muy surrealista de la igualdad que provoca que retrocedamos 100 años. "¿En que se convierte el festival?¿En más progresista?¿Más paritario? No, todo lo contrario, Ya se ha demostrado que estos modelos no funcionan y que hacen que las mujeres tengamos que volver a demostrar todo lo que valemos. Es una moda, siguieron a Berlín y ahora lo aplican aquí sin ningún criterio", considera Maite Berrocal.

Un estudio de género realizado por el propio Festival de San Sebastián en el año 2020, basado en un análisis de las películas visionadas y programadas en su 67 edición, la presencia de la mujer en el cine español es del 30%. Ese mismo estudio, también revelaba que las cifras más bajas de participación de profesionales que se identifican con el género femenino se registraban en dirección de fotografía y composición y/o interpretación de música y se situaban ligeramente por encima de la media en los ámbitos de guion y producción.

"Es una realidad. A las mujeres les dan peores papeles, con muchos esterotipos, muy sesgados y además les cuesta mucho llegar a ellos. Con esto están diciendo que para estar allí tenemos que ser las mejores, sin estar en igualdad de condicones", añade Maite Berrocal.

Opinión a la que también se suma Begoña Muruaga, quien fuera coordinadora de la revista de Emakunde y ahora pertenece al Forum feminista María de Maeztu. A ella esta noticia le ha sorprendido e indignado y considera que es "un paso atras disfrazado de mensaje de igualdad". "Claro que son necesarias medidas de acción positivas, pero estas no lo son. Hay muchos más hombres en los papeles protagonistas y las actrices corren el riesgo de quedar invisibilizadas. Me preocupada y está claro que no ha habido la suficiente reflexión", considera Muruaga.

Desde la Unión de Actores Vascos tampoco parecen estar muy satisfechos con esta novedad. "Siempre estamos a favor de cualquier medida que promueva la igualdad, pero pensamos que actos como estos no solucionan el problema de fondo del sector audiovisual que es la brecha y la desigualdad en los repartos que están muy masculinizados. ¿Qué van a hacer si ahora durante cinco años seguidos lo gana un hombre?¿o lo gana una mujer?", explican a este medio.

La Asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales, Cima, considera que este cambio lo que hace es "agravar la brecha de la desigualdad". "Pensamos que está medida va en contra de las oportunidades y visibilidad de las las compañeras actrices y adquiere una dimensión mayor y más grave si pensamos que las películas generan modelos sociales de referencia", argumentan desde Cima.

Un festival vecino, el de Sitges, también se ha pronunciado. La directora general de la Fundación Sitges - Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, Mónica García, ha afirmado que "no es el momento y que sería contraproducente". Afirma que el papel de las mujeres protagonistas "no está tan desarrollado en el mercado y la industria audiovisual" y ha añadido que se podrá hablar de la medida en un futuro en el que haya una paridad real y el papel de las mujeres esté al mismo nivel que el de los hombres.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados