Pásate al MODO AHORRO

El Ejecutivo vasco descarta recurrir al Supremo la denegación del pasaporte covid

El Gobierno de Urkullu ha mostrado su "sorpresa e incomprensión" alegando que medidas que en otras comunidades autónomas "se dan por buenas", en Euskadi "se considera que vulneran derechos fundamentales"

La consejera de Salud del Departamento vasco, Gotzone Sagardui, y el Lehendakari, Iñigo Urkullu. / EP
La consejera de Salud del Departamento vasco, Gotzone Sagardui, y el Lehendakari, Iñigo Urkullu. / EP

El Gobierno vasco no recurrirá al Tribunal Supremo la decisión del Superior de Justicia del País Vasco de no autorizar la implantación del pasaporte covid para acceder a locales de ocio nocturno y restaurantes con comedores para más de 50 personas.

El Ejecutivo de Urkullu ha considerado que, a Euskadi "se le limita la posibilidad de adoptar medidas preventivas necesarias para frenar el desarrollo de la pandemia", por lo que ha mostrado su "sorpresa e incomprensión" ante la decisión del tribunal, aunque no la recurrirá.

Tras la respuesta del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco a la solicitud del Ejecutivo para exigir el uso del certificado covid de la UE, muestra "sorpresa e incomprensión" porque, además de "opiniones previas conocidas del propio sistema judicial", medidas que en otras comunidades autónomas "se dan por buenas", en Euskadi "se considera que vulneran derechos fundamentales".

Desde el Gobierno Vasco han apuntado que el Tribunal dice que su función "no consiste en aplicar criterios científicos, técnicos, ni médicos", y es por eso que exige, "a diferencia de posicionamientos anteriores", que los informes se "deben aportar en términos inteligibles y deben justificar por razones médicas y epidemiológicas la limitación de derechos fundamentales". "Esto es precisamente lo que ha hecho el Gobierno Vasco, que es el competente en la aplicación de criterios científicos y médicos: poner en evidencia el riesgo que la extensión de la pandemia supone y proponer las medidas necesarias para su contención", ha remarcado.

El Gobierno vasco quería que cuando Euskadi tenga una incidencia de la pandemia superior a los 150 casos por 100.000 habitantes en 14 días (hoy está en 300) sea necesario mostrar este certificado para acceder a establecimientos que ofrezcan "actividades de esparcimiento y baile" como discotecas, salas de baile, salas de fiesta con espectáculo, bares musicales y karaokes.  También quería exigir el pasaporte en los restaurantes con capacidad autorizada de plazas de comedor superiores a 50 comensales. 

El auto del Superior vasco publicado este lunes da varios argumentos para negar el pasaporte, entre ellos la restricción de derechos fundamentales que supondría y el elevado porcentaje del número de vacunados.

Este fallo podía ser recurrido en casación ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo, un tribunal que ya avaló una medida parecida en Galicia el mes pasado, pero el Departamento de Salud del Gobierno vasco ha descartado judicializar esta cuestión como también hizo con otra anterior decisión del TSJPV que permitía reabrir la hostelería en los municipios con una tasa alta de incidencia, en contra del criterio del Gobierno vasco.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados

Estamos abriendo esta sección. En breve publicaremos contenido.