Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco pedirá al TSJPV ampliar la vigencia del pasaporte covid al 13 de febrero

Además, reclama extenderlo también a hoteles, alojamientos turísticos y salones de juego

Pasaporte covid en la hostelería. / EFE
Pasaporte covid en la hostelería. / EFE

El Gobierno vasco ha defendido la utilización del pasaporte covid para frenar el número de contagios ocasionados por la pandemia y, fruto de ello, ha anunciado solicitará al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que amplíe la vigencia de la exigencia del certificado covid para el acceso a determinados espacios hasta el 13 de febrero. El Ejecutivo de Urkullu pide su utilización más allá del sector hostelero y quiere que se amplíe su uso a nuevos espacios como hoteles, alojamientos turísticos y salones de juego.

A falta de tres días para que finalice la vigencia, el Ejecutivo vasco ha tomado la decisión de solicitar su ampliación por dos semanas más. El documento es obligatorio, actualmente, para acceder a toda la hostelería y otros ámbitos como hospitales, residencias, gimnasios, polideportivos y espectáculos culturales. La gran mayoría de espacios interiores.

El pasaporte entró en vigor el 4 de diciembre en actividades de esparcimiento y baile como discotecas, salas de baile, salas de fiestas con espectáculo, bares musicales, karaokes y en comedores con más de 50 comensales. Si bien al principio los propietarios, sobretodo de la hostelería, comproban su uso, porteriormente se ha dejado de cumplir y el alto grado de incumplimiento es ya muy alto. Pero, a pesar de ello, Euskadi, en contra de otras comunidades como Cataluña y Cantabria, decide mantenerlo.

Posteriormente, a partir del 15 de diciembre y tras la autorización del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, se amplió a toda la hostelería y otros ámbitos como hospitales, residencias, gimnasios, polideportivos y espectáculos culturales. Ahora será el TSJPV el que deberá decidir si amplia la vigencia de este documento y los nuevos usos que solicita el Ejecutivo vasco.

El Gobierno vasco ha defendido que la instauración del pasaporte covid ha tenido sus efectos y ha forzado a la vacunación de personas reacias a hacerlo, pero que, finalmente, se han inoculado para poder acceder a los espacios donde su uso es obligatorioa. Algún efecto habrá tenido, ya que, como publica EFE, 23.500 vascos se han vacunado desde su entrada en vigor, aunque en estas cifras hay que tener en cuenta el calendario vacunal para los niños menores de 12 años.

Mantener la restricciones

Poco o ningún cambio en el horizonte, ya que, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha recomendado mantener las actuales restricciones contra la covid-19 en Euskadi porque la situación está "peor" que hace un mes, cuando se adoptaron nuevas medidas para frenar la sexta ola de la pandemia, con una incidencia de la variante omicrón que ha disparado los contagios a cifras nunca registradas durante la pandemia y que, pese a ser menos letal, ha tensionado la presión hospitalaria.

En vísperas de la reunión del Consejo Asesor del Plan de Protección Civil (LABI), que presidirá el Lehendakari, y que decidirá sobre las medidas a adoptar a partir de este 28 de enero, cuando concluye la vigencia de las actuales restricciones, Urkullu ha dado a conocer que las autoridades sanitarias consideran que estas deben prolongarse.

Todo apunta, por lo tanto, que mañana, con el dictamen del comité científico técnico del LABI sobre la mesa, que propone mantener las actuales medidas, el Consejo Asesor decida prorrogar su vigencia. De esta forma, se espera que continúe el cierre de las actividades comerciales, sociales y culturales a la una de la madrugada, que haya una restricción del aforo general al 60%, que siga la prohibición del consumo en barra en hostelería, restauración y ocio nocturno, y la limitación de los grupos a 10 personas.

Destacados