Pásate al MODO AHORRO

Del hipermercado a la proximidad, los nuevos hábitos de consumo a los que se adaptan las cadenas

Cadenas de supermercados como Eroski o BM apuestan en sus últimas aperturas por modelos de tienda que se alejan de las grandes superficies y se acercan a la ciudad

Interior de un supermercado Eroski. / EP
Interior de un supermercado Eroski. / EP

Los grandes hipermercados pierden fuelle mientras el supermercado más pequeño y de proximidad se recupera. Los hábitos de consumo están cambiando, en parte también influído por la pandemia y los clientes optan más por locales que estén más cerca de su casa que por tener que coger el coche para desplazarse hasta un gran hipermercado a las afueras. Cuestión de comodidad y también del tipo de compra que necesiten hacer. 

Los últimos datos del Eustat referentes al mes de octubre, indican que las ventas en las grandes superficies y cadenas de alimentación de Euskadi descendieron un 2% en relación a octubre de 2020. Las cadenas de supermercados son conscientes de esta tendencia y estas preferencias en los clientes, y van adaptando o combinando su estrategia para ser capaces de adaptarse a lo que el mercado demanda en cada punto concreto. 

Las empresas comienzan a abrir más tiendas con nuevos formatos, pero lo que queda claro es que quedarse en las grandes superficies, en muchos casos alejadas, ya no es una opción. Solo durante 2020, los comercios de proximidad aumentaron su cuota de mercado en 1,2 puntos. Entre el gran hipermercado o la tienda más pequeña, el gran beneficiado y la gran apuesta está siendo el supermercado, que aunque no disponga de la variedad del hipermercado, también permite comprar una cesta concreta y, en muchos casos, está más próximo a los consumidores. 

En el caso de Eroski, se ha desprendido de más de una quincena de hipermercados por toda España en los últimos dos años, pero no elimina esta fórmula de negocio de su ecuación de cara a nuevas aperturas. "La sociedad parece estar modificando sus hábitos de compra y eso, por tanto, hace que las empresas de distribución debamos hacer lo propio al estar en contacto directo con el cliente. En este sentido, la pandemia ha hecho que ciertos hábitos se hayan modificado. Se aprecia claramente que, en parte motivado por las restricciones a la movilidad, el consumidor ha optado por los supermercados de proximidad", explican fuentes de Eroski a Crónica Vasca. 

Aún así, aseguran que no han cambiado su estrategia y que los hipermercados siguen estando en sus planes en los que los combinan con sus otras dos fórmulas de tienda: city, center o rapid. Siempre teniendo un ojo en las preferencias de cada comarca, ciudad, municipio o barrio en el que se van a establecer. "La muestra más palpable de que nos vamos adaptando se ve en las aperturas más recientes: desde el hipermercado de A Barca en Pontevedra con miles de metros cuadrados, hasta la tienda franquiciada Rapid que se ha inaugurado esta semana con 120 m2 y formato de conveniencia; pasando por la apertura de la tienda más grande de los últimos 14 años en Vitoria...", detallan. 

En el caso de BM, cerrará el año con 259 supermercados, tras abrir en 2020 un total de 20 establecimientos. Su estrategia siempre ha estado más alejada de los grandes hipermercados en las afueras y aseguran que "no van a modificar esa estrategia de expansión". " Es un modelo que, desde sus orígenes, se ha desarrollado y localizado en núcleos urbanos, localidades y espacios próximos a zonas de viviendas, que se alejan del modelo de hipermercados y grandes superficies del sector. Es cierto que esta parece que es ahora la tendencia general, pero es algo que forma parte de nuestro modelo", detallan fuentes de BM. 

Sus establecimientos tienen una superficie variable de entre 300 y 1.700 metros cuadrados y en función del tamaño y el tipo de surtido, tienen dos formatos; BM Complet y BM Urban. El primero hace referencia a las tiendas más grandes y con parking y el segundo a las más urbanas. "Nuestra idea pasa por seguir incidiendo en esta estrategia. Tenemos además un desarrollo de franquiciado, BM Shop, que permite llegar a núcleos de poblaciones más pequeñas y barrios donde no cabe otro tipo de establecimiento", explican. 

El caso de Mercadona es algo diferente puesto que ellos solo tienen un único modelo de tienda que apenas varía en unos pocos metros cuadrados pero siempre con el mismo volumen de producto. "En nuestro caso la única posible diferenciación es entre los que están pensados para llegar en coche o los que son para ir a pie y que no tienen parking. Aún así, a la hora de pensar en una localización, todos nuestras tiendas son siempre accesibles andando, siempre hay un núcleo urbano próximo que puede llegar sin coche. Nunca están tan lejos como para no poder llegando ando", explican fuentes de Mercadona. 

Con las nuevas aperturas, como la próxima en Rekalde, Mercadona finalizará el 2021 con un total de 28 establecimientos en Euskadi, cinco de ellas en Álava, quince en Bizkaia y ocho en Gipuzkoa.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados