Pásate al MODO AHORRO

Igualdad laboral, conciliación y justicia: las mujeres reclaman su sitio en Euskadi este 8M

Mujeres de diferentes ámbitos reflexionan en 'Crónica Vasca' sobre el momento actual de la igualdad en la sociedad vasca y cuáles son los retos y objetivos a cumplir en el horizonte

Igualdad laboral, conciliación y justicia: las mujeres reclaman su sitio en Euskadi este 8M. / EFE
Igualdad laboral, conciliación y justicia: las mujeres reclaman su sitio en Euskadi este 8M. / EFE

Fue en 1975 cuando Naciones Unidas declaraba el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Dos años más tarde, esta efeméride cambiaba al nombre de Día Internacional de la Mujer y la Paz Internacional. Y, ¿por qué marzo? Por los grandes hitos logrados por las mujeres en el camino hacia su liberación. Entre ellos, el incendio de Triangle Shirtwaist, una fábrica textil de Nueva York, en el que murieron más de 120 mujeres; la gran manifestación de mujeres en Rusia que desembocó en la caída del zar en 1917 y la huelga "del pan y las rosas" en Estados Unidos.

Más de 45 años después de la declaración de este día, las mujeres han logrado grandes avances en la lucha sus derechos y por la igualdad. Desde el derecho al voto, la píldora anticonceptiva y la libre vestimenta, pasando por el acceso a la educación o mercado laboral. O hitos más cercanos en el tiempo como la legalización del aborto, participar en una misión espacial, o liderar la Unión Europea como es el caso de Ursula von der Leyen o Christine Lagarde.

2018 fue un año clave en España. Empujada por el 'Me too' surgido en Estados Unidos, la ola feminista llegaba al país y sacaba a todas las mujeres a la calle reclamando una verdades igualdad y hacer frente al machismo. Un año que hizo historia y donde las mujeres hicieron huelga para denunciar todas esas situaciones, ser escuchadas y ponerle fin. Ese año se abrieron los ojos al feminismo y solo hay que recordar las calles inudadas de gente o gran respuesta social a la condena a La Manada que buscaba poner fin a la justicia patriarcal.

Sin embargo, aún quedan muchos retos que superar y muchas cuestiones que cambiar. Muchas de ellas incluso se han visto recrudecidas por la pandemia de la covid-19 y la fuerte crisis económica y social que esta ha generado. La precariedad y brecha salarial, el techo de cristal, el acceso a los puertos de mando, los cuidados, la conciliación familiar y la lacra de la violencia de género siguen presentes en el 2022. Mujeres de diferentes áreas reflexionan en 'Crónica Vasca' este 8M sobre el punto en el que se encuentra la sociedad vasca en materia de igualdad y cuáles son los retos y objetivos a cumplir en el horizonte.

Nerea Ibáñez, presidenta de Aspegi, Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de Gipuzkoa

"En materia de mujeres empresarias, Gipuzkoa tiene una buena puntuación en general pero aun hay mucho margen de mejora. No puede ser que solo el 9% de las empresas vascas tengan a una mujer al frente, porque no es una cuestión de falta de cualificación ni de talento, todo lo contrario. Los sueldos siguen siendo un 22% inferiores y hay más mujeres desempleadas. Traduciéndolo a consecuencias económicas, esto significan pérdidas porque no podemos dejar fuera al 50% de la población. La pandemia, la crisis y ahora la guerra va a favorecer la desigualdad y hay que implementar las medidas necesarias para combatirla y apostar por modelos más integradores. Los retos ahora pasan por visibilizar referentes que sirvan como inspiración y llevar a las mujeres a puestos de dirección y órganos de dirección. La economía y lo social tienen que ir de la mano".

Nerea Ibáñez, presidenta de Aspegi, Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de Gipuzkoa. / CV
Nerea Ibáñez, presidenta de Aspegi, Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de Gipuzkoa. / CV

Kristina Zorita, vicepresidenta de (H)emen, asociación de mujeres en el audiovisual

"Dentro de este sector, los cambios siempre parecen ser momentáneos y eso no te permite ser plenamente optimista, aunque el último año ha sido muy bueno a nivel de reconocimientos para las mujeres dentro del mundo del cine. Aún así, las mujeres dentro del cine europeo, las directoras solo representan un 23% y aquí en concreto la situación es igual o peor. Queremos creer que si hay cierto pase adelante y que sí cambian algunas cosas pero la realidad es que a las mujeres nos cuesta más que a los hombres dirigir y si lo hacen, mantener una continuidad laboral es aún más complicado. Y si lo logran es dentro del cine documental más que en el de la ficción, donde los presupuestos y los salarios son más bajos. De cara al futuro, hay que seguir trabajando para lograr esa paridad y para ello necesitamos políticas que favorezcan e incrementen nuestra presencia. Que se valore nuestro trabajo y que a las actrices se les de papeles mucho más interesantes y sin estereotipos, que es lo que están reclamando. Que seamos importantes y que se nos vea, porque estamos aquí para quedarnos".

Kristina Zorita, vicepresidenta de (H)emen, la asociación de mujeres en el audiovisual. / CV
Kristina Zorita, vicepresidenta de (H)emen, la asociación de mujeres en el audiovisual. / CV

Maite Berrocal, filóloga y agente de igualdad

"En los últimos años, dentro del movimiento feminista hemos empezado a diferenciar qué es agenda feminista y qué no lo es, y eso es un paso muy importante porque necesitamos una base común. El feminismo no puede ser no abolicionista y necesitamos unos mínimos para considerar una organización feminista. Hay que impulsar esa agenda y ponerla en práctica. Uno de los pasos más importantes y necesarios es intervenir en la Justicia porque la vida de una mujer no puede depende del juzgado en el que caiga, tienen que sentarse unos criterios comunes, sin distinciones y se necesita una formación y valoración de los jueces. Además, hay que combatir firmemente la brecha salarial porque tu sueldo no puede depender de la categoría en la que trabajes. Y otro de los pasos más importantes debe ser impulsar una ley que termine con la prostitución y también que ponga el foco en los proxenetas. La crisis de Ucrania va a dejar a miles de mujeres desamparadas y esto hay que mirarlo con urgencia, no pueden caer en las redes de la trata. España lidera el ránking europeo en demanda de prostitución".

Maite Berrocal, filóloga, feminista y agente de igualdad.
Maite Berrocal, filóloga, feminista y agente de igualdad.

Encarna de la Maza, secretaria de Organización de SATSE Euskadi

"Las enfermeras llevamos dos años luchando cara a cara con la pandemia desde nuestro propio miedo y eso nos ha llevado a un sacrificio enorme de poner nuestro trabajo por delante y renunciando a muchos aspectos de nuestra vida y nuestra familia. Esto ha traído consecuencias y se han dado pasos atrás en cuestiones que habíamos logrado avanzar como la conciliación familiar, los estereotipos de género, la visibilización de nuestra profesión... Las mujeres en esta profesión queremos y debemos llegar a muchos de responsabilidad y de poder. Tenemos que tener voz con peso y ser escuchadas, y todo esto ha quedado escondido con la pandemia. Queda mucho por hacer en materia de cuidados corresponsables y de disponer de medidas de conciliación familiar. Necesitamos otra manera de entender nuestro trabajo. Queremos cuidar pero también que se no cuide porque una profesión enferma no puede cuidar en condiciones. Más del 79% de la plantilla de Osakidetza son mujeres y la brecha salarial supera el 24%. Esto, sumando a la fatiga de la pandemia y a la precariedad, está llevando al 'síndrome del quemado' y estamos perdiendo a muy buenas profesionales".

Encarna de la Maza, secretaria de Organización de SATSE Euskadi. / CV
Encarna de la Maza, secretaria de Organización de SATSE Euskadi. / CV

Begoña Muruaga, Forum feminista María de Maeztu

"En la década de los 80 y 90 dimos pases adelante muy grandes. Llegó el 'MeToo' y todo explosionó pero ahora hay cierta virulencia dentro de los propios movimientos feministas, por cuestiones como la prostitución o la Ley trans, que me entristecen. Hemos dado un paso atrás y eso me preocupa, hay que aprender a convivir. El foco hay que ponerlo en una agenda de mínimos básicos para todo el movimiento feminista sobre qué hacer los próximos diez años, mirar a largo plazo y no a corto. Hay cuestiones prioritarias como la igualdad salarial, el tema de cuidados o la lucha contra la violencia machista. Y el hombre es que no se está movimiento mucho ni involucrando a nivel público en todo esto. El feminismo no es solo la lucha contra la violencia, hay discriminación en muchos pequeños ámbitos y ahí es donde tenemos que atajarla".

Begoña Muruaga, Forum feminista María de Maeztu. / Forum feminista María de Maeztu
Begoña Muruaga, Forum feminista María de Maeztu. / Forum feminista María de Maeztu

Lidia Acerreca, Maitane Álvarez y Noelia Miguel, directora de EAGI y dos alumnas de su Formación Profesional

Lidia Acerreca: "Cada vez hay más mujeres que se acercan al mundo de la construcción pero todavía hay muy poquitas. Por desgracia sigue habiendo muchos estereotipos y mucho estigma sobre ello y algunas empresas siguen reticentes a tener mujeres en estos trabajos, pero es que el sector de la construcción ahora es uno en los que más empleo hay. Cuesta todavía ver a mujeres aquí y en la FP, las alumnas aun representan solo el 20% y casi todas están en el mismo ciclo que tiene que ver con el diseño y las obras de interiores. Lo que queremos es que se conozca el sector, que sepan que también hay hueco, que hay mujeres y que son tan válidas como los hombres. Las estudiantes que llegan aquí, lo hacen muy motivadas, con las cosas muy claras y con grandes valores o aptitudes que igual los chicos no tienen. Sorprende aún ver a mujeres en las obras y las miran sí, pero lo tienen que hacer porque las admiran por valientes".

Maitane Álvarez y Noelia Miguel: "Al principio la gente piensa que cómo nos vamos a meter ahí con tantos chicos y en una profesión que parece tan dura o tan sucia. La construcción sigue asociada a unos valores muy masculinos y a nosotras no nos importa despeinarnos, queremos mancharnos las manos y trabajar por igual. Nuestros compañeros por suerte ya lo ven con total normalidad, aunque siempre te cae alguna broma. Si que es cierto que igual luego giramos nuestra carrera hacia cuestiones como el diseño, pero tenemos que saber hacer todo lo que implica una obra igual que si fuéramos a ser albañiles. Cuando hay que arreglar algo en casa, por ejemplo, siempre se le dice al chico, y esas cosas son las que queremos cambiar".

Lidia Acerreca, Maitane Álvarez y Noelia Miguel, directora de AEGI y dos alumnas de su Formación Profesional. / CV
Lidia Acerreca, Maitane Álvarez y Noelia Miguel, directora de AEGI y dos alumnas de su Formación Profesional. / CV

Archivado en:

Destacados