Pásate al MODO AHORRO

Johnny Depp recoge el Premio Donostia "con humildad"

Al recoger el premio, el actor estadounidense ha confesado que le debe a la gente estar en San Sebastián porque "el cine es para las personas y las personas son las que mandan"

Johnny Depp en el Festival de cine San Sebastián. / EP
Johnny Depp en el Festival de cine San Sebastián. / EP

No es la primera visita de Johnny Depp al Festival de San Sebastián, pero en esta ocasión no lo ha hecho para presentar película, sino para recoger el Premio Donostia que ha recibido "con humildad" y que ha agradecido "profundamente" a un certamen de cine "de verdad". "Es algo que nunca olvidaré, lo llevaré siempre en la memoria".

El actor, productor, guionista y músico estadounidense ha recibido este galardón, que reconoce toda su carrera artística, en la que ha sido nominado en tres ocasiones a los Oscar, ha obtenido un Globo de Oro y ha sido candidato diez veces. También fue reconocido con el premio al mejor actor y con seis nominaciones por el Screen Actors Guild, y el vencedor en la 14 edición de People's Choice Award.

Intérprete en más de 90 producciones audiovisuales, ha producido también una decena de filmes, entre los que están 'Crock of Gold: A Few Rounds With Shane MacGowan' (Crock of Gold: Bebiendo con Shane MacGowan, 2020), realizado por Julien Temple, que obtuvo el Premio Especial del Jurado en el último Festival de San Sebastián y con el que visitó el pasado año la capital guipuzcoana.

Pese a que este año no ha habido alfombra roja abierta al público, numerosas personas se han congregado en los alrededores del Kursaal, vallados y perimetrados para evitar las aglomeraciones e intentar ver a la estrella estadounidense.

Edurne Ormazabal, encargada de presentar la gala, ha resaltado que Johnny Depp es "un excelente actor difícil de clasificar" y ha destacado "su magnetismo y su modo particular de interpretar cada personaje" entre los que ha citado a Eduardo Manostijeras, Jack Sparrow, Willy Wonka o el Sombrerero Loco.

Tras unas imágenes de repaso a su carrera, el estadounidense ha hecho su entrada en el escenario del Kursaal, tocado con su característica gorra negra, y ha recibido el Premio Donostia de manos del director del Festival, José Luis Rebordinos. Después de recoger el premio, ha expresado que está "muy agradecido" por recibir este reconocimiento y que es "un honor". "Realmente estoy aquí por un único motivo: la gente. El cine es para las personas y las personas son las que mandan", ha subrayado el actor.

El artista estadounidense ha continuado su discurso con un 'Gabon Donostia' (buenas noches Donostia, en euskera) y ha querido expresar su agradecimiento a Rebordinos y a su "fantástica manera de asumir las cosas, su perspectiva y su forma de ver las cosas. Es algo que nunca olvidaré".

También ha mostrado su agradecimiento a todas las personas que "trabajan duro" en este Festival que, según ha dicho, "es veraz, con esa idea de lo que debería ser un festival de cine, teniendo en el eje al cine y a las personas", así como al alcalde donostiarra, Eneko Goia, y a la "cálida bienvenida" que le ha dado la ciudad de San Sebastián.

Tras dar la enhorabuena a Marion Cotillard por su Premio Donostia, a la que ha recordado como "una chica fantástica, maravillosa", Johnny Depp ha expresado que recibe este premio "lleno de humildad" y ha subrayado que, pese a las "jerarquías de cualquier tipo de negocio", son "el círculo que rodea esa jerarquía, las personas" las que le "inspiran y dan la fuerza para seguir adelante".

Apoyo de la gente

Según ha dicho, las personas que siempre le han apoyado han sido sus "pilares". "Gracias a mis guerreros y guerreras, siento los problemas que se han podido causar", ha afirmado, al tiempo que, al recibir palabras de apoyo desde el público, ha manifestado que "yo también creo en mí mismo".

El actor ha relatado que "hace mucho tiempo, en un pequeño pueblo de Arkansas, tres niños fueron asesinados atrozmente y hubo detenciones". "Eran inocentes y Damien, una de las personas arrestadas, estuvo condenado y pasó ocho años en el corredor de la muerte. Me involucré en su caso y al final se consiguió que el caso llegara a los tribunales y que esta persona obtuviera la libertad", ha explicado.

En esa línea, ha señalado que Damien le enseñó "algo que tiene que ver con el poder de lo pequeño" ya que "una persona puede empezar a cincelar el monolito de la justicia". "No olvidemos que tenemos siempre esa herramienta para ejercer nuestro poder, y digo esto porque ahora mismo soy muy pequeñito", ha concluido.

 

Destacados