Pásate al MODO AHORRO

Los loteros vascos reclaman una subida de sus comisiones tras 17 años congeladas

Euskadi cuenta con 576 puntos de ventas distribuidos por toda la comunidad autónoma

Administración de lotería / EP
Administración de lotería / EP

Los responsables de las Administraciones de Loterías y Apuestas del Estado de Euskadi se suman a la lucha del sector por mejorar sus comisiones. Exigen un aumento del porcentaje que perciben por las ventas, después de 17 años congeladas, desde 2004. El colectivo y el Estado han intentado mantener un acercamiento durante todo este tiempo pero no han llegado a ningún acuerdo. Los loteros, cansados de esta situación y del silencio, han decidido unirse y reivindicar la paralización de estas comisiones. 

“No  hay derecho a que haya Administraciones con ventas masivas y personas que sepan manejar bien estos negocios que hayan tenido que acabar cerrando o traspasando el local porque no podían subsistir. Es un trabajo bonito en el que repartimos ilusión, pero a nosotros de eso, ya nos va a quedando poco”, señala Txema Montes, coordinador del gremio en el País Vasco. Solo las Administraciones con grandes ventas, en su mayoría por haber dado varios premios, corren con un poco más de suerte. 

Las comisiones oscilan entre el 4 y el 6%. Por cada euro de juego en la Primitiva, las Administraciones reciben una comisión de cinco céntimos. En el caso de la Lotería de Navidad, el sorteo más importante para los vendedores y el que supone la mitad de los ingresos anuales, se reduce a cuatro, lo que equivale a 80 céntimos por cada décimo de 20 euros. Los afectados se quejan de que los gastos crecientes y los porcentajes de beneficio anclados al siglo pasado no son compatibles. “El nivel de vida sigue subiendo y estos ingresos generan una precarización al sector que no puede hacer frente a los gastos que tiene que afrontar (local, personal, impuestos, etc), lo que produce una inestabilidad preocupante para las familias que viven de ello”, expone Montes. Durante los últimos 17 años, el nivel de vida ha aumentado cerca de un 33%. 

Además de esta situación de crispación por las bajas comisiones por cada venta, los últimos años han entrado a ajustar en el sector del juego apuestas deportivas, juegos online y ventas directas de la Administración por sus páginas web. “La competencia cada vez es mayor y no hay sitio para todos”, manifiesta Sergio Echeverría, gerente de Lotería Ormaechea en Bilbao. Sin embargo, no es el único motivo que ha llevado a las Administraciones a reducir sus ventas. La pandemia tampoco se lo ha puesto fácil. “Nosotros no somos un artículo de primera necesidad y la gente prioriza otro tipo de compras”, añade Echeverría. 

Manifestación

Para denunciar la situación, el pasado miércoles, alrededor de 3.000 loteros de todo el país salieron a las calles de Madrid bajo el lema de ‘Loteros en la lucha’ para hacerse oír. Es la primera vez que el gremio sale a las calles para realizar una protesta. Asimismo, coincidiendo con la movilización y en señal de apoyo, muchas Administraciones de diferentes puntos de España cerraron sus establecimientos de 12 a 14 horas. El coordinador vasco asegura que “la concentración fue un éxito y se han realizado un par de escritos por el registro”. Asimismo siguen preparando nuevas iniciativas de todo tipo para seguir con la lucha.  

España cuenta con 10.000 puntos de ventas, de los cuales 576 se encuentran en el País Vasco, lo que lleva a facturar una media de nueve mil millones de euros anuales. Según datos de Fenapal, el Estado ingresó el año pasado 3.000 millones de euros con la venta de lotería, lo que coloca al sector como una de las principales fuentes de ingresos para las cuentas del Estado. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados