Pásate al MODO AHORRO

Más de 800 profesores de la escuela pública vasca están de baja en el reinicio del curso escolar

Las bajas de docentes en los centros públicos cuadruplican las del pasado año tras las vacaciones de Navidad

Niños en el acceso a un colegio./ EP
Niños en el acceso a un colegio./ EP

Más de 800 profesores de la escuela pública vasca están de baja este lunes, lo que supone multiplicar por cuatro los profesionales en esa situación cuando el alumnado regresó a las clases hace un año, tras las vacaciones de Navidad, también con pandemia. Así lo ha explicado el consejero de Educación, Jokin Bildarratz, en una entrevista en Radio Euskadi y quer recoge EFE, en la que ha explicado que 370.000 estudiantes vascos y 38.000 docentes de la escuela pública y concertada vuelven a las aulas en el segundo trimestre del curso 2021-2022. Según los datos hasta ayer domingo, más de 800 profesores están de baja en los centros públicos, frente a los 212 que lo estaban el curso pasado en este primer día tras el periodo de Navidad. Antes de la pandemia, tal día como hoy había unos 150 profesores en esa situación de incapacidad temporal.

Para Bildarratz, esa afectación del coronavirus entre el profesorado "corresponde con la realidad" del impacto de la variante ómicron en estos momentos en la sociedad vasca, y ha asegurado que su departamento hará "el esfuerzo económico" para hacer sustituciones de esas personas afectadas en aras a "responder al objetivo de garantizar la presencialidad en las aulas". El consejero ha confiado en que no haya que cerrar muchas de las 17.472 aulas vascas, ya que parte del alumnado ya está vacunado. Alrededor del 40% de los menores de 12 años cuentan ya con al menos una dosis de la vacuna y ha animado a los padres a vacunar a sus hijos. "Los cursos con alumnos vacunados han funcionado bien y prácticamente no ha habido aulas de mayores de 12 años cerradas hasta diciembre", ha argumentado.

Respecto a mantener la presencialidad en los centros, Bildarratz ha recordado que es el "único criterio que mantiene el Gobierno Vasco" y se va a realizar el "esfuerzo necesario" para que así continúe. "Se debiera dar una situación muy grave en la sociedad en general para ir a una situación en la que la presencialidad no fuera el criterio común", ha remarcado. Bildarratz ha recordado que dependerá del número de contagios y de los criterios del Departamento de Salud que será quien lo determine. "Salud ha establecido que sea la red de vigilancia, dependiendo del momento y la situación de cada centro, la que decida cerrar un aula o no. En estos momentos lo que se hace es ver qué realidad nos encontramos durante este lunes y cómo lo gestionamos". 

Los sindicatos de la educación se muestran de acuerdo a la hora de "ajustar los protocolos" a la actual situación pandémica pero, de ser así, reclaman al Gobierno vasco que venga acompañada de "recursos tanto materiales como humanos". En este sentido, Steilas planteó en 'Crónica Vasca' implementar nuevos mecanismos que aumenten las listas de sustituciones en el caso de que hubiera muchas bajas entre los profesores. 

Destacados