Pásate al MODO AHORRO

La mayoría de los partidos están dispuestos a lograr un acuerdo en la Ley de Educación

PNV, PSE y EH Bildu se comprometen a buscar un consenso, Elkarrekin-Podemos lo intentará; mientras que PP+CS y Vox se desmarcan de las líneas estratégicas

Reunión de la ponencia para definir las bases del acuerdo sobre el futuro sistema educativo vasco/Parlamento Vasco
Reunión de la ponencia para definir las bases del acuerdo sobre el futuro sistema educativo vasco/Parlamento Vasco

Los grupos parlamentarios PNV, EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU se han comprometido este martes a buscar el máximo consenso posible para cerrar un documento sobre las bases de la futura Ley de Educación que garantice un marco lo más mayoritario posible en la Cámara vasca. Mientras que PP+Cs y Vox se han desmarcado del mismo al creer que el texto únicamente refleja el ideario nacionalista.

El documento, que se ha presentado este martes ,recoge algunos de los retos que afronta el sector de la educación en el futuro y una posible hoja de ruta para los próximos años. El texto ha sido elaborado por el presidente del grupo de trabajo de Educación, Gorka Álvarez, tras realizar entrevistas y recibir aportaciones de un centenar de expertos y agentes de educación.Ahora los grupos parlamentarios realizarán sus aportaciones para conformar el texto definitivo.

Tras su presentación, los grupos parlamentarios ha realizado unas primeras valoraciones en las que se ve una mayor complicidad entre el PNV, EH Bildu y PSE; Elkarrekin mantiene sus dudas al respecto y PP+CS y Vox se desmarcan en un principio del mismo.

La parlamentaria del PNV Leixuri Arrizabalaga ha señalado que el informe "es un buen documento y un buen punto de partida para tejer acuerdos y buscar el consenso político para facilitar la redacción del texto legislativo". En este sentido, ha dicho que una ley de educación necesita "acuerdo, renunciar a maximalismos y buscar un mínimo común denominador si queremos que la ley llegue al Parlamento Vasco". 

Desde EH Bildu, Ikoitz Arrese, ha indicado que en una primera lectura rápida, el documento "parece que recoge los elementos fundamentales" que han expuesto en la ponencia los agentes educativos, por lo que ha apostado por llegar a un acuerdo "lo más amplio posible" que ponga al alumnado en el centro de la educación.

El parlamentario del PSE-EE José Antonio Pastor también ha mostrado su "deseo de lograr el más amplio acuerdo posible en torno a una ley que marcará el sistema educativo en los próximos años", aunque ha advertido que "no caben maximalismos y todos deberemos dejar pelos en la gatera en aras de sacar adelante una ley compartida".

Elkarrekin Podemos-IU se ha mostrado algo más reticente a la hora de acordar, aunque ha asegurado que se "dejarán la piel" por intentarlo. Iñigo Martínez  ha asegurado que este pacto "merece tiempo", y no entiende "la prisa para cerrar las aportaciones en 10 días, necesitamos debatir con calma para llegar a acuerdos".

Más dificultades encuentra la coalición PP+CS, ya que, como considera José Manuel Gil, el borrador "no es fruto de ningún acuerdo ni negociación" y ha advertido que  presentarán "enmiendas profundas e importantes" al texto para reflejar "la pluralidad vasca" y "no solo de la mayoría nacionalista".

La formación más crítica ha sido Vox. Su única representante, Amaia Martínez, ha manifestado que, tras una "rápida lectura", el texto "no tiene el consenso de todos" y ha criticado que PNV y EH Bildu quieren implantar "un único modelo lingüístico que relega el castellano a un segundo plano".

La ponencia de educación se constituyó en el Parlamento vasco para sentar las bases de la nueva ley de educación. La próxima reunión será el 21 de este mismo mes para valorar las aportaciones de los grupos. El 28 se reunirán nuevamente para decidir nuevas incorporaciones y el 8 de marzo se aprobará el dictamen definitivo. A partir de ahí, el Gobierno vasco comenzará a elaborar la nueva ley con el objetivo de aprobarla en otoño y llevarla a votación  durante el próximo ejercicio. 

Destacados