Pásate al MODO AHORRO

“Ni el mejor científico del mundo puede probarlo, pero con los bares cerrados bajan los contagios"

El médico del Centro de Salud de Leioa Mikel Herrero, del Sindicato Médico de Euskadi, asegura que "no hay que culpabilizar a la hostelería" aunque su cierre refleje una bajada en la transmisión del virus

Bar de la calle Ledesma de Bilbao abierto con limitaciones/ EFE
Bar de la calle Ledesma de Bilbao abierto con limitaciones/ EFE

Los bares pueden abrir desde hoy en Euskadi. Esta ha sido la medida cautelar que ha tomado el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), al fallar a favor de la hostelería. Durante la pandemia, estos establecimientos han sido en parte demonizados y tachados de culpables por parte de algunos sectores que los señalaban como espacios de propagación del virus. Sin embargo, esto no se puede demostrar con total certeza. “Es responsabilidad de cada uno, cuando estamos disfrutando del ocio bajamos la guardia y ahí se producen los contagios”, afirma Mikel Herrero médico del Centro de Salud de Leioa perteneciente al Sindicato Médico de Euskadi. 

Es cierto, y así lo reflejan las cifras, que cuando los bares y restaurantes han echado el cierre la incidencia y la positividad del virus han disminuido. El 25 de enero, el Gobierno vasco decretó el cierre de la hostelería en los municipios que entrasen en zona roja, es decir, con una incidencia del contagio superior a 500 personas por cada 100.000 habitantes durante los últimos 14 días. Desde entonces, muchos municipios han entrado, tristemente. En esa especie de peligrosa 'lista negra' que, entre otras medias, provoca el cierre de la hostelería. El 28 de enero la cifra de positivos por la covid-19 en Euskadi era de 1.273 y el 3 de febrero 1057. El dato de positivos hasta el momento es de 723 contagios, en menos de una semana nos hemos alejado del millar. “Ni el mejor científico del mundo podría probarlo, pero con los bares cerrados han bajado los contagios”, asegura Herrero.  

“Los verdaderos responsables somos los ciudadanos, sabemos que el virus se transmite por contacto y para ayudar a la hostelería lo que hay que hacer es llamar a la responsabilidad individual y colectiva”, explica el sanitario, quien no cree que los bares sean más responsables de los contagios que otros sectores. La posible relajación y el bajar la guardia en el ocio provoca que la sociedad no cumpla las medidas de una forma tan estricta. “No usar correctamente la mascarilla o no mantener la distancia correcta de seguridad en una terraza son comportamientos que ocurren en actividades lúdicas”, asegura el médico de familia. El ocio y el descuido de las medidas sanitarias por parte de la población en este tipo de actividades podrían ser una de las causas de la propagación de la covid-19.

La hospitalización en Euskadi es preocupante 

El número de positivos y la incidencia está disminuyendo en la Comunidad Autónoma Vasca. Lo que preocupa ahora es la hospitalización y la situación en las UCIs. El prototipo de paciente que está ingresando en los hospitales es de entre 40 y 50 años, “es joven y empeora en poco tiempo, te sensibilizas más”, confiesa Herrero. “Asusta ver que una persona joven necesita un respirador para vivir en tan solo 48 horas”, concluye el médico. 

El número de ingresados en la UCI está crece día tras día, hasta el lunes había un total de 157 en este servicio. La UCI es el servicio que más está notando los contagios, ya que en estas casi dos semanas donde la hostelería ha permanecido cerrada, no ha visto reducidas sus cifras. Además, hay 93 nuevos ingresos en planta, cifra que también ha subido pero de forma más moderada. La situación en los hospitales vascos es "grave" según ha reconocido la consejera de Salud, Gotzone Sagardui. En cualquier caso, el auto del TSJPV es cautelar y podría modificarse en cualquier momento, al no ser definitiva. 

Destacados