Pásate al MODO AHORRO

Un informe destapa que los modelos A y B de la escuela pública concentran a inmigrantes y clase baja

Un informe sobre la evolución sociodemográfica del alumnado vasco constata la necesidad de que la nueva Ley Educación establezca medidas específicas contra la segregación

Un niño haciendo deberes. / EP
Un niño haciendo deberes. / EP

Los modelos A y B de la escuela pública vasca concentran el alumnado inmigrante y más pobre.   Un informe sobre la 'Evolución Sociodemográfica del Alumnado en Euskadi' constata que existe una clara segregación en la escuela vasca y la necesidad de que la nueva Ley de Educación, cuya ponencia para su elaboración acaba de arrancar en el Parlamento vasco tome medidas específicas para acabar con ella.7

El informe, elaborado por la consultora Silván&Miracle que dirige Eva Silván, analiza la evolución del alumnado vasco en función de cómo se distribuye en los diferentes modelos lingüísticos -A, en castellano, B, bilingüe y D en euskera-  y en los diferentes sistemas educativos, es decir en el sistema público, concertado o el privado.

Un análisis que se ha cruzado con la evolución a la baja de natalidad en Euskadi para determinar así cuál puede ser la composición de la escuela vasca del futuro.

Teniendo en cuenta que la tasa de natalidad es la segunda más baja de Europa, solo por detrás de Italia, y que las mujeres que más hijos tienen en estos momentos en Euskadi son de origen extranjero, el futuro ofrece unas aulas con menos alumnos, pero con un alumnado mucho más diverso, por lo que urge que la nueva Ley de Educación "tome medidas específicas para acabar con la segregación". 

Según las conclusiones del informe los modelos A y B de la escuela pública son los que más han incrementado el número de alumnos de origen extranjero. En total, el 33% del alumnado de estos modelos son de origen extranjero frente al 3 % de alumnado extranjero matriculado en el modelo de privado o concertado. 

"Está claro que los centros enseñanza pública acogen mayor número de alumnado extranjero lo que que provoca una segregación de los centros, poca diversidad y  poca integración", señala Silván,  ya que las aulas "no están reflejando en las aulas la diversidad de la sociedad vasca". 

La situación de este nivel de segregación es preocupante, porque además cada vez hay más alumnos de origen extranjero en Euskadi. "Si en el curso 2003-2004 eran 4.713 los alumnos y alumnas matriculadas en lo público, en las matrículas de 2019-2020 hay  17.900 niños y niñas de origen extranjero". Un incremento que es paralelo al "abandono de alumnado autóctono de esas mismas  aulas". 

La segregación no es únicamente por origen geográfico. En la escuela pública y en estos modelos Ay B se concentra también el alumnado con nivel socioeconómico más bajo

Estos alumnos tienen además peores resultados académicos, ya que uno de cada dos alumnos de centros públicos de modelo A y B ha repetido curso al menos una vez en toda su trayectoria educativa, el 50%, frente al 19% del modelo D público, el 16% de repetidores en los modelos A, B, concertado o privado o el 7% de repetidores del modelo D en este sistema educativo.

Consenso político e implicación de la concertada

"Estás escuelas concentran la mayor complejidad por tener la mayor diversidad y además tienen los peores resultados, con lo cual el sistema educativo no está siendo capaz de garantizar la igualdad de oportunidades del alumnado independientemente de que estudie en el modelo A B o D o en un colegio público o concertado", señala Silván.

Por eso, considera que es muy importante que la nueva Ley de Educación tenga en cuenta la necesidad de adaptar la norma una nueva sociedad que es radicalmente distinta a la que había hace 20 años.

"O intervenimos ahora o vamos ahondar en la existencia de escuelas segregadas", señala. 

En este sentido, considera necesario que exista un consenso político para acabar con esta segregación, pero también es "indispensable el compromiso de la escuela pública y también de la escuela concertada para que,  en tanto en cuanto recibe fondos públicos, se comprometa a incorporar aparte de este alumnado sus centros y de esta manera se refleje en sus aulas una mayor diversidad".

En este sentido, cree que es muy importante que se revisen, por ejemplo, algunos de los baremos para el acceso a la escuela concertada, como los privilegios para entrar en los centros por ser familiar de un exalumno, o las cuotas extraescolares. Y que la oferta educativa sea atractiva y de calidad independientemente del modelo lingüístico o de si es público o concertado.

 

Archivado en:

Destacados