Pásate al MODO AHORRO

Las UCIs resisten, de momento, el incontrolado aumento de los contagios en Euskadi

Las unidades de cuidados intensivos bajan del centenar de ingresados, mientras que los positivos en el último día ascienden a 3.500 casos en el País Vasco

Realización y análisis de una prueba PCR / EP
Realización y análisis de una prueba PCR / EP

El nivel de contagios en Euskadi está alcanzando cotas desconocidas y evidenciando la alta capacidad de contagio de la variante Ómicron con un nuevo récord de positivos de 3.588, es decir 877 más que la víspera, y la incidencia acumulada en 14 días por 100.000 habitantes marca también el máximo de la toda la pandemia con 1.344,31 casos, casi 100 más que ayer. Aún así, las UCI han reducido el número de ingresados bajando del centenar de casos, con la esperanza de que se, como señalan los expertos, esta nueva variante de la covid sea mucho más contagiosa, pero menos severa en los síntomas. 

Según recoge Efe, a lo largo de ayer martes se practicaron 20.768 pruebas diagnósticas que permitieron detectar 3.588 nuevas infecciones, lo que supone una positividad del 17,2 %, según los datos facilitados por el Departamento de Salud.

En cuanto a la situación hospitalaria, este martes había 292 personas con covid ingresadas en planta, 4 más que el lunes, y otras 97 en las uci, frente a las 101 del día anterior. Este leve descenso en la presión asistencial no implica una mejora de la situación en los hospitales, ya que ayer mismo la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, explicó que la tendencia al alza es "clara" a lo largo de los últimos meses.

Este miércoles, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reune con los presidentes autonómicos para evaluar posibles medidas que ayuden a contener la expansión descontrolada del virus en una reunión de presidentes a la que Urkullu asistirá telemáticamente. El lehendakari volverá a pedir el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores y que se introduzcan cambios legales para que las autonomías tengan "garantías jurídicas" al aplicar restricciones.

El objetivo, según explicó Sánchez, es posibilitar "medidas compartidas" entra las autonomías para hacer frente al estallido de los contagios, aunque desde la Moncloa descartan, por el momento, la adopción de medidas de restricción de la movilidad a escala nacional y abogan por insistir en las "fundamentales" como la vacunación, el uso de la mascarilla y el resto de medidas de prevención sanitarias.

A pesar de estar viviendo los días con mayor transmisión del virus de toda la pandemia a las puertas de la Navidad, el Ejecutivo aboga por emitir recomendaciones en vez de aplicar restricciones, dejando patente su inacción para afrontar medidas que intenten paliar los contagios por coronavirus. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados