Pásate al MODO AHORRO

Patinetes eléctricos, electrolineras y carriles bici dejan obsoleto el Catálogo de Señales de 1992

A día de hoy, existen 125 señales y carteles que no figuran en el Reglamento General de Circulación o en el Catálogo Oficial

Señalización electrolinera. / EP
Señalización electrolinera. / EP

Las vías de reciente creación, situaciones de riesgo, entramados urbanos y, sobretodo, nuevas formas de movilidad demandan señalizaciones que se ajusten a las nuevas necesidades de circulación. Actualmente, si se necesita una señal nueva, la administración propietaria de la vía envía el diseño pertinente al fabricante que, de no estar en el catálogo o existir un borrador común, puede llegar a proporcionar con pictogramas diferentes, por lo que los conductores, dependiendo del municipio en el que se encuentren, pueden ver señales distintas para un mismo fin. 

Actualmente, el Catálogo Oficial cuenta con cerca de 400 señales y carteles verticales, "no puede haber un inmovilizado de cada tipo, en España hay 8.000 ayuntamientos, más de 40 diputaciones y 17 autonomías que se comunican con la administración central y esta debe publicar los cambios significativos", trasladan desde la Asociación en Defensa de la Seguridad Vial y la Movilidad (Afasemetra). 

Según han dado a conocer recientemente, existen más de 125 señales de tráfico en las vías españolas que no se encuentran reconocidas por ninguna guía oficial y por tanto son desconocidas por prácticamente la totalidad de los conductores. Tal y como indica su presidente, Francisco Cano, las señales que aparecen en el Reglamento General de Circulación y las del Catálogo Oficial de Señales Verticales no se corresponden. Este último data del año 1992 y "si bien se ha trabajado en su revisión en distintos años, no se ha llegado a publicar, ya que implica el cambio del Reglamento General de Circulación".

Señalización acorde a las "nuevas necesidades"

Así, el vehículo eléctrico no cuenta con señalizaciones de este tipo, por ejemplo, para indicar la existencia de electrolineras. En la misma línea, se encuentran servicios emergentes como el del patinete eléctrico o el creciente uso de la bicicleta para la que se construyen cada vez más carriles y nuevas señales según las condiciones de la vía. "Son necesidades que van surgiendo para las que se idea una señal que, además, puede modificarse con el tiempo, y el fabricante no sabe a qué atenerse". 

En este punto cabe preguntarse "qué señales están estudiando actualmente los futuros conductores en las autoescuelas, si las que están en el reglamento en vigor desde 2003, o las normativas municipales, provinciales, autonómicas o estatales", cuestionan desde la asociación, quien también apunta que hay señales que aparecen en borradores del Catálogo que Fomento ha ido actualizando en 2015 y en 2018 cuyo uso "puede ser finalmente un error, porque la señal puede modificarse de un borrador a otro, y de ellos a la versión que en un futuro se publique".

18 años sin actualización

"Han pasado 18 años desde la última modificación del reglamento en los que hemos venido fabricando nuevos modelos de señales que no están cubiertas por ninguna legislación nacional, como sería deseable", ha asegurado el presidente de Afasemetra.

Desde la Asociación vasca Stop Violencia Vial, hacen un llamamiento a las instituciones de cara a prever las necesidades relativas a movilidad y desarrollar las normativas pertinentes. "Entiendo que se diseña a cuenta de cada localidad pero debe estar unificado para que una persona que se desplaza pueda actuar acorde a una norma común", explica su presidenta, Rosa María Trinidad. Además, expresa, se debe poner el foco en el espaciado de la señales para evitar sobreinformación así como protegerlas de climatología y vegetación. 

Archivado en:

Destacados