Pásate al MODO AHORRO

Los pensionistas vascos se manifestarán en contra de las reformas de las pensiones

Los sindicatos nacionalistas se unen a las reivindicaciones en contra de las recomendaciones del Pacto de Toledo para hacer sostenible el sistema de pensiones

Manifestación Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, Bilbao. / CV
Manifestación Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, Bilbao. / CV

El Movimiento de Pensionistas se ha concentrado esta mañana en el centro de Bilbao para llamar a la movilización en defensa de unas pensiones "públicas, justas y suficientes". Acompañados por los principales sindicatos vascos, los pensionistas de Bizkaia reiteran la necesidad de garantizar el Sistema Público de Pensiones y exigen a las instituciones la retirada inmediata de "los recortes vigentes y los que se quieren imponer", según trasladan en el comunicado.

Los pensionistas vascos contarán con la implicación de multitud de agentes sociales y sindicales que, desde sus propias urgencias y reivindicaciones, se suman a las próximas manifestaciones. "Defender unas pensiones dignas no solo corresponde a las y los pensionistas sino que es una reivindicación de todos los trabajadores y trabajadoras", ha apuntado la secretaria general de LAB, Garbiñe Aramburu que augura nuevas movilizaciones como principal herramienta para conseguir "el cambio de rumbo en la orientación de las políticas públicas".  El mensaje principal de la concentración en torno a la Plaza Moyua en la que han estado presentes los sindicatos ELA, LAB, Steilas, ESK, Etxalde, Hiru, CGT y CNT se centra, de hecho, en el llamamiento a la movilización el próximo 29 de mayo en las capitales vascas y Navarra, así como otros municipios de Euskadi. Por un lado, "el Gobierno desoye las reivindicaciones del movimiento", han hecho saber durante el acto, y por otro "anuncia reformas en sentido contrario".  

La plataforma anunciaba hace un mes la nueva movilización en una comparecencia multitudinaria frente al ayuntamiento. En este sentido, las demandas del Movimiento no han variado desde que hace tres años iniciaron las movilizaciones pidiendo una pensión mínima de 1.080 euros y SMI de 1.200, así como la derogación de los recortes de en las reformas de pensiones de 2011 y 2013 y las reformas laborales de 2010 y 2012.  Según trasladan, a unas reivindaciones "básicas" se suman la jubilación anticipada sin penalizar con 40 años cotizados y acabar con la brecha de género en salarios y pensiones, de la mano de un 100% de la pensión del cónyuge para la pensión de viudedad.

Sindicatos y pensionistas de Euskadi dejan clara su postura, contraria al plan propuesto por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá en el marco del Plan de Recuperación y Resiliencia en el que aborda la reforma e impulso de los sistemas complementarios de pensiones.  En un primer bloque las medidas se centran en la revalorización de las pensiones y las medidas para alinear la edad legal de jubilación que se trabaja en cuatro áreas: la modificación de los coeficientes de la jubilación anticipada, los nuevos incentivos a la jubilación demorada, la modificación de la jubilación parcial y la reforma de las cláusulas convencionales de jubilación forzosa.

En este contexto, el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha afirmado que el sistema público de pensiones es "sostenible", pero que se plantean "reformas y recortes" para poder acceder al fondo de recuperación europeo Next Generation, mientras que en lo "único que se está recortando es, como siempre en lo público", tanto en las propias pensiones como en sanidad o salarios. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados