Pásate al MODO AHORRO

La vacunación con Moderna arranca este viernes entre los sanitarios del Hospital de Cruces

El día 20 se empezará a suministrar la segunda dosis de la vacuna de Pfizer entre las residencias

Vacuna de Moderna
Vacuna de Moderna

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha anunciado que las primeras dosis de la vacuna de Moderna han llegado ya a Euskadi. Será una remesa de 1.400 dosis que serán las primeras de las 24.900 que le corresponden al territorio. La vacunación con estas primeras dosis de la farmacéutica Moderna se llevará a cabo, por primera vez, entre los sanitarios del Hospital de Cruces (Barakaldo) a partir de las 09.00 horas de este viernes, según han anunciado fuentes sanitarias. Debido a su menor efectividad en personas mayores de 65 años, la decisión del departamento es que se suministren al personal sanitario de Osakidetza. Será en estos centros hospitalarios donde se almacenen directamente las vacunas para así reducir riesgos y facilitar su transporte.

Según ha explicado Sagardui, estas vacunas vienen en cajas de 10 viales y cada una permite la obtención de 10 dosis. La estrategia a seguir desde el Gobierno es la misma que con la de Pfizer, asministrar la mitad de las que lleguen para garantizar la segunda dosis a los 28 días como establece este medicamento. La previsión es que la recepcion de las vacunas de Moderna sea cada dos semanas, a diferencia de Pfizer que es semanalmente, hasta llegar a las 24.900 dosis estipuladas para el País Vasco. La consejera ha asegurado que se comenzará a suministrar las dosis lo antes posible, en cuanto las reciban y hagan el llamamiento al personal de Osakidetza siguiendo los criterios de priorización.

En cuanto al proceso de vacunación ya en marcha, con la vacuna de Pfizer, el lunes se habían puesto en Euskadi más de 15.000 dosis. Sagardui asegura que ahora se va a intensificar la puesta de primeras dosis tanto a los residentes como al personal de residencias y que ya se han vacunado a más de la mitad de las 310 residencias del País Vasco. Afirma que todo está yendo "según lo previsto", guardando la mitad para garantizar la segunda vacunación al de 21 días. El día 20 se empezarán a suministrar las segundas dosis y a partir de ahí se suministrarán tantas como lleguen. Ayer se aprobó suministrar seis dosis por cada vial y no cinco como hasta ahora, por lo que harán los ajustes pertinentes en cuanto a cantidades y tipos de aguja y se implementará en los próximos días.

Sobre la vacunación durante los fines de semana, la consejera ha asegurado que "en Euskadi se ha vacunado este fin de semana en la medida en la que se ha podido". Según ha explicado, el procedimiento ha seguir se está llevando de forma "segura y eficaz" y llevando el ritmo que tenían previsto puesto que cada residencia tiene sus propias circunstancias.

"Situación preocupante y tendencia mala"

Sobre la actual evolución de la pandemia, la consejera Sagardui ha dicho que estamos ante una situación "preocupante" por una tendencia mala y añade, que según los criterios de sus expertos, aún seguimos en la segunda ola de la pandemia. Aún así, ha insistido en que esta es una evolución, al alza, que comparten el resto de comunidades y de países. "La movidad y las interacciones sociales de estas pasadas fechas navideñas han contribuido a la transmisión del virus y vemos que estos días los datos no cambian".

Ante esta situación, ha comentado que el escenario que se nos presenta es muy diferente al de hace tres semanas ya que en ese momento la tendencia era decreciente y no al alza como en estos momentos. "Veníamos de tener unas medidas que se mostraron eficaces hasta lograr una incidencia de 235 casos el 29 de diciembre. Pero la tendencia ha cambiado al alza, como se temía, por el incremento de la movilidad y los encuentros sociales, que han contribuido a aumentar la transmisión del virus", asegura.

Sagardui explica que se aplicaron más medidas restrictivas en Navidad y defiende que la única flexibilización fue una apertura limitada del confinamiento perimetral. "Ahora hay una vuelta a la normalidad y lo más relevante es que el índice de 500 casos puede resultar muy útil como barrera para tomar medidas y actuar en función de la situación de cada municipio". También se mantienen las agrupaciones máximas de 6 personas, el toque de queda, se reducen los aforos de las superficies comerciales y de los equipamientos culturales. El horario de los bares hasta las 20.00 horas se mantiene.

Presión hospitalaria

La consejera ha explicado que, a pesar del aumento de casos, la situación en los hospitales es sostenida. "Hay cinco escenarios en las UCIS, dentro del plan Bizi Berri. Ahora estamos en el 3, pero no es el mayor momento de su tensionamiento. En la medida en la que se incremente el número de casos positivos, se incrementarán los ingresos en las UCIS, y eso se ve que tenemos un ligero incremento de ingresos en planta, y después cerca de 1 de cada 10 pasan a ser ingresados en la UCI".

La directora general de Osakidetza, Rosa Pérez Esquerdo, ha detallado que en estos momentos, hay 421 pacientes en planta, un 9,70% del total y 78 pacientes en la UCI, entre los que están también los que dan negativo, de cuales que 54 son positivos y el resto han negativizado. "Estamos en un 33,91% de los ingresos en UCI. Hay 312 camas de críticos y 230 camas ocupadas. Aun hay margen".

Archivado en:

Destacados
Lo más leído