Pásate al MODO AHORRO

Los propios colegios, junto con la red de rastreo, decidirán el cierre de aulas por positivos

Educación no ha establecido un límite de positivos para confinar aulas, aunque ha definido un brote con 3 alumnos contagiados

Alumnos en aula/EP
Alumnos en aula/EP

El Departamento de Educación transfiere la responsabilidad de cerrar las aulas de los colegios por posibles contagios de la covid-19 a los propios centros escolares que serán quienes, junto con la red de vigilancia y rastreo, los encargados de decidir el confinamiento de las clases. Así lo ha señalado este martes el consejero de Educación, Jokin Bildarratz, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, en el que ha explicado que todavía no han elaborado un protocolo al respecto y tan solo se ha definido que "un brote será a partir de 3 alumnos o alumnas positivos". A partir de ahí, serán los propios centros educativos, junto con la red de rastreo, quienes decidirán "si conviene o no cerrar un aula".

Educación adopta esta decisión, a pesar de la reticencias de los sindicatos que demandan mayor claridad para conocer el número de estudiantes positivos necesarios para confinar un aula y que, por el momento queda en el aire. En este sentido, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha añadido que los colegios contarán con la "especial vigilancia" de la red de rastreo para decretar si se confina un aula en función del "número de casos de la clase, de la situación epidemiológica de la zona y del propio centro escolar" con el objetivo de adoptar las medidas más adecuadas a cada situación.

Bajas del profesorado

Bildarratz se ha manifestado sobre la noticia adelantada por 'Crónica Vasca' en la que el sindicato Steilas denuncia que "el profesorado que no de positivo en la prueba PCR de Osakidetza tendrá que hacerse cargo de los días que haya estado de baja con su sueldo y mediante sus días hábiles". El consejero ha confirmado que se ha establecido una "declaración responsable" en la que cada docente tiene que aportar "una razón justificada para quedarse en casa" y el centro "no sufra ninguna vacante".

Aún así, Bildarratz ha asegurado que "en ningún caso se ha producido" desde el inicio de la pandemia "una situación en la que se descuente a los profesores días de sus vacaciones y sueldo" por estar confinados y posteriormente resultar negativos. "Confiamos en la actitud y la implicación de los profesionales", ha indicado, antes de justificar que la declaración responsable pretende dar "más agilidad" a las sustituciones para que los centros puedan seguir funcionando.

La pandemia sacude el reinicio escolar

El reinicio del curso escolar tras el periodo de vacaciones viene fuertemente marcado por la presencia de la covid-19. Actualmente hay 1.350 profesores de baja por covid en la escuela pública vasca, ya que a las 800 sustituciones realizadas en el día de ayer, se han sumado otras 550 en la jornada de hoy. Al respecto, Educación ha querido aclarar que el departamento está realizando sustituciones "desde el pasado 5 de enero", poniéndose en contacto con los colegios para conocer la situación real antes de finalizar las pasadas vacaciones de Navidades. 

El 44% de los niños y niñas de entre 5 y 12 años han sido inoculados con una primera dosis. Una vacunación que Bildarratz espera que "se deje notar" en las aulas al igual que repercutió en los centros de secundaria.

 

 

 

 

Destacados