Pásate al MODO AHORRO

"La psicología va a ser la disciplina científica clave en estos Juegos Olímpicos"

José Manuel López Nicolás es científico y trabaja para demostrar que detrás de los avances y las grandes marcas deportivas está la ciencia

El científico José Manuel López Nicolás. / CV
El científico José Manuel López Nicolás. / CV

A punto de comenzar los Juegos Olímpicos más esperados de la historia hablamos con el científico José Manuel López Nicolás. Gran aficionado al deporte está empeñado en demostrar que detrás de los avances y las grandes marcas deportivas está la ciencia. El fútbol y la geometría, el ciclismo y las matemáticas, la psicología en el baloncesto y otras muchas disciplinas son claves para el éxito tanto de equipos como de deportivas individuales. ¿Qué se esconde detrás del deporte? Nos lo cuenta.

Eres un científico muy aficionado al deporte.

Son mis dos pasiones. Lo que intento es demostrar la gran cantidad de disciplina científica que no se asocia normalmente al deporte pero sin embargo está ahí. También intento fomentan vocaciones científicas entre los jóvenes porque se asocia el deporte a valores, salud o esfuerzo pero ¿por qué no asociarlo a química, física, a big data, neurociencia, etcétera? Sin estas disciplinas científicas no sería posible el deporte tal y como lo conocemos. También busco luchar contra la pseudociencia que está demasiado dentro del deporte. Hay que tener mucho cuidado con esto porque si hay deportistas que publicitan alguna terapia y algunos productos que no solamente no sirven para nada sino que pueden tener algún riesgo, son millones las personas que le imitan.

Respecto a esto último que decías fíjate la que se lió cuando Cristiano Ronaldo retiró una coca-cola de la mesa y pidió que se sustituyese por agua.

No nos extrañamos cuando cualquier deportista anuncia algunos suplementos o algunas cosas que no hay evidencia científica de que vayan hacer algo. Hay que pensar que son millones de personas las que les imitan, niños y niñas entre ellos. Me parece fabuloso que los famosos luchen contra productos dañinos pero luego no puede publicitar cosas que realmente no tienen ningún rigor.

Tanto en la ciencia como en el deporte no paramos de buscar el próximo límite, marcas que se superan año tras año. El rendimiento del deportista ¿no avanza sin otras disciplinas científicas?

El progreso deportivo va unido al progreso científico. Ahora mismo tenemos unos récords que hace unos años serían imposibles hasta de imaginar. Gracias al desarrollo de la ciencia se han ido consiguiendo y dentro de cincuenta o cien años tendremos cifras que ahora nos parecen totalmente imposibles de lograr. Mira, en el caso de la jugadora de bádminton Carolina Marín, nadie hablaba de inteligencia artificial o big data unido a su deporte y sin embargo ahora es una de las mayores exponentes de su uso para mejorar el rendimiento, para evitar lesiones o para ganar a sus rivales. La ciencia ha sido el plus que necesitaba para ganar a sus rivales.

 

Nadal no hubiera llegado hasta aquí sin la nanotecnología, el big data o la química

 

El gran público no es consciente de toda la ciencia que hay detrás del deporte y solo piensa en si hay alguna trampa para obtener tan extraordinarios resultados.

Yo trato de huir de eso y procuro transmitir que no solo la ciencia se aplica a la trampa, a conseguir éxitos trucados. Yo soy muy de ciencia de la vida cotidiana, de la ciencia del día a día. Aplicando la ciencia al deporte que practicamos podemos obtener mejores resultados, pero no solo quienes compiten en la élite sino también los y las populares. Con unas pequeñas nociones de física, química o matemáticas podemos mejorar mucho. Pero además yo quiero incrementar la cultura científica porque creo que las personas que toman decisiones basadas en el conocimiento son personas más libres, son personas preparadas que no caen en las pseudociencias.

Ahí vamos, al uso que los y las deportistas populares pueden hacer de la ciencia para mejorar sus marcas.

¡Claro! Con algunos conocimientos puedes irte a un centro comercial y saber qué camiseta va mejor para la práctica de tu deporte, osea, cuál es la más transpirable, la de menos peso y no la más cara o qué zapatillas pueden ayudarte a ir más rápido dentro de las estándar, o qué balones son mejores. La física, la química, la geometría de un balón, por ejemplo, es fundamental para obtener buenos resultados pero casi nunca lo tenemos en cuenta.

¿Las etiquetas deberían ser más sencillas o tendríamos que aprender a interpretar los datos que nos aportan?

Yo me quedo con la opción B. La ciudadanía tiene que hacer un esfuerzo para entenderlas. Una etiqueta no puede ser El Quijote sino que en un pequeño espacio tiene que dar mucha información que tenemos que saber interpretar. Somos muy cómodos y queremos que nos lo den todo hecho pero tenemos que dar un paso adelante y trabajar para entender lo que nos dicen, pero hay que dar ese paso.

Hablando de ciencia y deporte. Usted está muy enfadado con el trato que se ha dado a la atleta Caster Semenya, una mujer con altos índices de testosterona a la que se quiere impedir que compita el categoría femenina.

Este es un tema muy delicado y controvertido. Mi posición, con las evidencias que tengo, es muy clara. Caster Semenya produce unos altos niveles de testosterona, superior a la que producen otras mujeres. Se ha demostrado que esto le da cierta ventaja frente a otras mujeres en su rendimiento deportivo y por esto se le ha obligado a reducir sus niveles de testosterona para poder competir con otras mujeres. Yo esto no lo veo justo. Lo consideraría dopaje si fuese exógenamente producida o consumiese testosterona, ¡pero es que ella la produce naturalmente! Fijaros que Miguel Indurain tenía un corazón, unos pulmones, una anatomía que no era igual a la de los demás y ¿eso se ha considerado dopaje? No. Michael Phelps tiene unos receptores que le permiten estar más tiempo debajo del agua, y debajo del agua se nada más rápido. ¿Eso es dopaje? Tampoco. Ahora se buscan baloncestistas altos y rápidos. ¿Es dojape? No. Entonces ¿por qué lo de Semenya lo es?

 

Las ventajas que te aporta la fisiología no son trampa

 

Hablemos de psicología. A Michael Jordan le ayudó mucho a ser uno de los mejores deportistas de la historia.

Para mi es el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Jordan retaba mucho, a sus entrenadores, al público, a los otros jugadores… Hubo una jugada, su último lanzamiento antes de retirarse, en la que está demostrado que la psicología jugó un papel importantísimo. Se esperaba que lanzase como en sus mejores lanzamientos pero el hizo lo contrario. Siempre buscaba ir a la contra de lo que la gente esperaba de él. Jugar con esa disciplina científica, la psicología, le encumbró como mejor jugador del mundo. En España, el caso de Pau Gasol es también paradigmático. El Gasol que se fue a EEUU y el que estaba en España no tienen nada que ver y fue la ciencia y la tecnología la que propiciaron ese cambio. Sin análisis científicos no hubiera sido posible que Pau llegase a donde ha llegado.

¿Se puede crear un deportista de la nada? Una persona que aparentemente no tiene aptitudes ni cualidades para el deporte ¿puede llegar a estar en la élite?

En un alto porcentaje, sí. Por supuesto que cuenta el talento y la calidad pero esto también se entrena. Si el deportista se deja guiar, se puede. Se necesitan buenos entrenadores, equipaciones, trabajo, sacrificio y esfuerzo pero se puede conseguir.

Otro de los deportistas considerados entre los mejores del mundo es Rafa Nadal. Danos alguna clave de su grandísimo éxito.

Hubo un tiempo en el que Rafa Nadal perdió aceleración con la pelota. Eso ¿cómo lo supieron y lo abordaban? Pues colocando unos dispositivos dentro de la raqueta que enviaban información a las tablets de los expertos sobre la aceleración, la fuerza, el efecto, etc. Eso sirvió para modificar la raqueta y volver a recuperar su golpe. Esto fue posible gracias al bid data, a la química de los elementos utilizados y la nanotecnología. Sin eso Nadal no hubiera recuperado el tenis que tenía anteriormente.

Cuando los italianos eliminaron a los españoles de la Eurocopa dijeron que ellos tenía el “tucu-tucu” y España el “tiki-taka”. ¿Hay ciencia también ahí?

Aquí tiene mucho que ver la geometría. Cómo se tienen que colocar y que desplazar los jugadores a lo largo de los noventa minutos está perfectamente estudiado por esa disciplina. Fueron dos científicos rusos los que describieron cómo tenían que colocarse los jugadores, cómo hacer las triangulaciones, etc. Tanto el Barca como la Selección

Española han usado sus trabajos y los análisis matemáticos para conseguir sus éxitos.

Por cierto ¿los penaltis son una lotería?

Esa es una de las más grandes tonterías que se han dicho. Quien no prepare sus penaltis no tiene ninguna posibilidad de ganar. Los penaltis se pueden predecir con un alto porcentaje de probabilidad de acierto. Se estudia hacia donde tiene que lanzar el jugador, que desplazamientos tiene que hacer el portero, en qué momento debe tirar el mejor tirador, que ropa tiene que utilizar el portero, etc. Quien deje todo esto al azar tiene muchas más posibilidades de perder el partido.

 

En la mayoría de los suplementos hay poco rigor científico y nula efectividad

 

Atletismo. ¿Hay alguna posibilidad de bajar de las dos horas en la maratón?

Estoy completamente seguro. La química de los nuevos materiales y la homologación de los mismos favorecerá romper esa barrera. Ahora vemos que bajar de dos horas es un disparate pero hace cincuenta años también se veían como locura las marcas actuales pero tengo el convencimiento de que se logrará bajar de las dos horas en un circuito estándar, no en uno preparado.

¿Hay un dopaje de nueva generación que ha superado al farmacológico?

Ahora mismo sí, sí hay un dopaje tecnológico. Meter motores en las bicicletas, usar zapatillas con materiales aún no homologados, meter corrientes magnéticas… eso es trampa. Y hay cosas como por ejemplo la estimulación transcraneal que se dirige a determinadas partes del cerebro relacionadas con el aumento del rendimiento que aún no están consideradas dopaje y que además no lo son porque solo sirven para aumentar nuestra fuerza. Hay otras cosas como el uso de células madre para rendir más que no deberían utilizarse.

Y ¿qué pasa con la suplementación?

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria dice que sustancias como la taurina, los aminoácidos ramificados, la carnitina, etc no aportan ninguna evidencia científica de que den ningún resultado. Es ilegal publicitarlo y lo hacen incluyendo otras vitaminas para que cuelen. En la gran mayoría de los suplementos hay poco rigor científico y nula efectividad.

¿Qué revolución científica esperas ver en los Juegos Olímpicos que están a punto de empezar?

No creo que vaya a haber una gran revolución deportiva porque no se han podido preparar adecuadamente por la pandemia, pero sí hay una disciplina que va a ser crucial en estos Juegos, la psicología. En un evento deportivo como este te estás jugando el esfuerzo de muchos años, los contratos deportivos futuros y muchas otras cosas. Hay que estar preparado psicologicamente para eso y este año más porque las condiciones de juego van a ser diferentes. Vamos a ver a famosos deportistas que se van a dar batacazos muy grandes. Quien gane lo hará por el esfuerzo psicológico que haga.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados