Pásate al MODO AHORRO

El rodaje de una serie americana deja casi medio millón de euros en Euskadi

La ficción 'Vampire Academy' se ha rodado estos días en localizaciones como los jardines del Palacio de Miramar o el hotel María Cristina

Rodaje de Vampire Academy en Donostia. / EP
Rodaje de Vampire Academy en Donostia. / EP

Euskadi ha vuelto a ser el escenario de rodaje de una ficción, en esta ocasión una americana. Durante una semana, la serie estadounidense 'Vampire Academy' se ha estado rodando en la ciudad de San Sebastian, lo que ha dejado un impacto económico de 400.000 euros, tal y como ha detallado la concejala de e Impulso Económico, Marisol Garmendia. De hecho, el equipo de rodaje no descarta volver a rodar más escenas a la capital gipuzcuana después de haber pasado también semanas grabando en Navarra.

La serie 'Vampire Academy' (Academia de Vampiros) está basada en un best seller juvenil con el mismo título del escritor Richelle Mead, que ha vendido ocho millones de ejemplares en 35 países. El rodaje, que se ha desarrollado entre el 24 de enero y el 1 de febrero, ha contado con el apoyo de la San Sebastian-Gipuzkoa Film Commission. Según recoge Europa Press, los escenarios elegidos para el rodaje han sido el interior y los jardines del Palacio de Miramar, así como el hotel María Cristina.

Garmendia ha señalado que "la productora ha invertido cerca de 400.000 euros durante estos días en la ciudad, a la que han señalado que podrían volver para grabar futuras temporadas. La edil ha destacado que para llevar a cabo el rodaje "han contratado técnicos, empresas y personal local, con el beneficio que ello reporta". La audiencia estamada para esta serie en todo el mundo ronda los mil millones de espectadores, por lo que el Ayuntamiento cree que el impacto en la imagen de la ciudad será muy relevante.

San Sebastian-Gipuzkoa Film Commission ha participado en la transformación de los escenarios elegidos para adecuarlos a la estética de la serie. Han colocado mobiliario y alfombras en el interior del Palacio de Miramar, mil ramos engarzados que formaron un arco en Loretopea o coches de época y también ha facilitado la tramitación de permisos, licencias y demás.

Euskadi se está convirtiendo en un plató de rodaje muy recurrente. El incremento del consumo gracias a las plataformas a demanda de internet y una apuesta fiscal que ofrece deducciones a la inversión en la industria audiovisual han disparado la capacidad de producción en un mercado creciente. Estas condiciones han acercado un importante volumen de inversión de sectores históricamente muy alejados de la narrativa, pero que buscan rentabilidad en un escenario en el que los bajos tipos de interés requieren de innovación.

Las haciendas forales vascas fueron pioneras fijando una deducción del 30% sobre el Impuesto de Sociedades para aquellas entidades que inviertan en producciones cinematográficas con sello europeo. Así, cualquier empresa con  beneficios puede obtener un 30% de rentabilidad para su inversión, siempre y cuando la deducción no supere el 35% de la cuota a pagar por Sociedades. Se trata de unas condiciones tremendamente atractivas para aquellas compañías con liquidez.

Archivado en:

Destacados