Pásate al MODO AHORRO

Salud carece de una estrategia común de vacunación para su personal y se la encarga a cada OSI

Traslada en un documento de dos folios unas directrices básicas que deben desarrollar cada una de las OSI de la red de la sanidad pública para vacunar al personal sanitario

Ambulatorio de Osakidetza en Deusto. EP
Ambulatorio de Osakidetza en Deusto. EP

La estructura de Osakidetza, organizada en una veintena de unidades que se reparten el territorio, cada una de ellas autónoma y con un director-gerente, está generando confusión a la ahora de aplicar las directrices de vacunación a los sanitarios marcadas por el sistema vasco de salud. Un documento de dos folios​ , que se puede interpretar de modos distintos es la herramienta con la que cuentan estos responsables y el único apoyo con el afrontar la ingente de tarea de administrar la vacuna al personal clave en la lucha contra la pandemia. 

Y es que cada director-gerente, sin más apoyos, debe afrontar con la unidad básica de prevención el modo en que administrar el fármaco a su plantilla sin que se especifiquen más detalles que una ordenación en cuatro niveles de prioridad. La situación hace que cada una de estas estructuras de gestión, OSI, acabe desarrollando una estrategia propia de vacunación que crea confusión y genera contradicciones. 

Las OSI son la estructura organizativa por la que Osakidetza dibuja su modelo de “atención integral” a los ciudadanos. Se trata de unidades de gestión que funcionan de modo autónomo y que cuentan con la figura de un director gerente que, como máximo responsable, coordina la gestión de todos los aspectos sanitarios de una zona que afecta a una demarcación geográfica determinada. Estas unidades gestionan toda la infraestructura desde los centros de atención primaria hasta los hospitales de cada comarca.

Cada OSI tiene autonomía para la gestión de personal y también para la presupuestaria. Así, firma un contrato programa con Osakidetza para establecer su presupuesto de funcionamiento. Para esta tarea, el director gerente cuenta al menos con una dirección Económico-financiera, una Médica, una de Personas, una de Enfermería y una de Atención integrada. Además, en función de las necesidades la gerencia puede crear más direcciones.

Estas estructuras son las que están organizando la vacunación del profesional sanitario con el documento facilitado por Osakidetza. Para su ejecución, el Gerente debe apoyarse en la “unidad básica de prevención”, que depende de la dirección de Personas. Se trata de la unidad encargada de velar por la salud de toda la plantilla de la OSI y, por lo tanto, ejecutar el proceso de vacunación. Esta unidad cuenta con médicos y enfermeras.

Cada OSI, y en el conjunto de Euskadi, son una veintena, contando las redes Salud Mental, está asumiendo las decisiones para adaptar el plan de vacunación a sus circunstancias sin más indicaciones que el documento aportado por Osakidetza. El Hospital de Santa Marina, es en si una OSI en sí mismo, sin adscribirse a ninguna. 

Lo más leído
Destacados