Pásate al MODO AHORRO

Santurtzi conmemora el 85º aniversario de la evacuación de niños vascos hacia el exilio

Dos de los niños que tuvieron que huir al extranjero han inaugurado una escultura en homenaje a todas las personas evacuadas

Monumento dedicado los niños y niñas exiliados en la guerra civil en Santurtzi / Crónica Vasca
Monumento dedicado los niños y niñas exiliados en la guerra civil en Santurtzi / Crónica Vasca

El Ayuntamiento de Santurtzi y el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora han organizado este viernes el acto ‘Conmemoración del 85 aniversario de la evacuación de los niñas y niños vascos hacia el exilio', donde se ha rendido homenaje a los jóvenes que tuvieron que abandonar a sus familias en la guerra civil española.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reiterado el compromiso del Gobierno vasco con la paz y los principios democráticos ante aquellas personas que en 1937 fueron evacuadas. Asimismo, ha querido mostrar su agradecimiento a los países que se involucraron en las acogidas: “Euskadi nunca ha olvidado vuestro gesto de humanidad con nuestros niños y niñas, es parte de nuestra historia colectiva”. 

85 años después la situación vuelve a repetirse, aunque en sentido inverso, por lo que el lehendakari ha reafirmado el espíritu hospitalario del pueblo vasco, en referencia a las familias que acogen a jóvenes del Sáhara, Chernóbil o Ucrania.

En el homenaje también han estado presentes Beatriz Artolazabal, consejera de Igualdad; José Antonio Rodríguez Ranz, viceconsejero de Memoria; Aintzane Ezenarro, directora del Instituto de la Memoria y Aintzane Urkijo, alcaldesa de Santurtzi.

Las protagonistas

Durante el acto han tomado la palabra Flori Díaz y Victoria Ortega, dos de esas niñas que en mayo de 1937 tuvieron que zarpar al Reino Unido y a la URSS, respectivamente. Ambas, acompañadas de sus familiares, han recordado el sufrimiento que supuso separarse de sus familias.

Flori y Victoria huyeron de una guerra que dejó en Euskadi 2.042 bombardeos entre julio de 1936 y agosto de 1937. Sin embargo, poco después de abandonar el país les tocó vivir otra guerra, la Segunda Guerra Mundial. Han recordado que fueron años “muy malos”, pero prefieren no quejarse, dado que “en aquella época todo el mundo lo pasó mal”. Victoria también ha aprovechado para lamentar que el homenaje llega tarde, debido a que muchos de los que tuvieron que montar en aquel barco junto a ella “ya no están” para verlo.

Durante el acto también se ha proyectado un vídeo con los testimonios de personas evacuadas en el que narran los recuerdos de su niñez, sobre la evacuación y el exilio.

Una vez finalizado el homenaje, celebrado en la Cofradía de Pescadores del municipio bizkaitarra, Iluminada Fernández e Imanol Basañez, evacuados al Reino Unido y a Bélgica, respectivamente, han inaugurado una escultura en homenaje a todas las personas evacuadas. Se trata de una obra del artista Benito Valladares, gaditano afincado en Bilbao.

 

Archivado en:

Destacados