Pásate al MODO AHORRO

Se entrega acompañado de un familiar el menor que grabó la agresión en Amorebieta

El implicado ya había sido identificado en la investigación del caso y la Ertzaintza comunicó su "detención inminente"

Concentración en Lemoa para condenar la agresión en grupo a un joven vecino de esta localidad. / EFE
Concentración en Lemoa para condenar la agresión en grupo a un joven vecino de esta localidad. / EFE

La Ertzaintza ha detenido este martes en el municipio vizcaíno de Sestao a un menor de quince años como presunto autor de la grabación en vídeo de la brutal paliza propinada a un joven de 23 años el pasado 25 de julio en un parque en la zona de Jauregibarria de Amorebieta, Alex Andrei, que sigue en coma en el hospital de cruces con lesiones graves a ambos lados del cerebro. 

El joven ya había sido identificado en la investigación del caso y la Ertzaintza comunicó a su familia su "detención inminente" según ha confirmado el Departamento de Seguridad. El menor se presentó en las dependencias policiales de Sestao acompañado por un familiar por lo que pasa a disposición de la Fiscalía de Menores, quien decidirá las medidas pertinentes. Hasta el momento, ascienden a 15 los detenidos por la Ertzaintza y las policías locales, en actuaciones llevadas a cabo de forma coordinada en diferentes municipios de Bizkaia

De los quince detenidos, ocho son menores de edad, y de los siete adultos seis han ingresado en prisión. Solo uno fue puesto en libertad con la obligación de presentarse en el juzgado una vez al mes. La mayoría de los arrestos se han producido en la localidad Barakaldo además de Bilbao y otras localidades como Erandio o Medina de Pomar, en Burgos, por miembros de la Guardia Civil. La Ertzaintza mantiene abierta la investigación y no descarta nuevas detenciones

Factores "nuevos y preocupantes"

Durante la brutal paliza, y tal y como confirman las imágenes, los agresores utilizaron objetos contundentes como palos y botellas, hasta provocar que la víctima quedara tendida en el suelo en estado inconsciente. Según señala la Policía autonómica, los atacantes continuaron propinándole golpes con ensañamiento, para finalmente arrebatarle sus pertenencias y huir del lugar, además de grabar la acción publicándola en diferentes redes sociales.
 
Las indagaciones, llevaron a determinar que se trataba de un grupo organizado autodeterminado "Los hermanos Koala", vinculado a agresiones y robos con violencia que lleva años actuando en Bizkaia, si bien los expertos aluden a nuevos factores en este tipo de gresiones como la brutalidad de la violencia o el alcance de una cámara de vídeo capaz de viralizar las acciones en cuestión de minutos. Como "arma de doble filo", la difusión en redes supone una mayor sensibilización y ayuda a la identificación del agresor, a la vez que se tiende al "exhibicionismo" y promueve la idea del "reto" entre los implicados.

Destacados