Pásate al MODO AHORRO

Los sindicatos culpan al Gobierno vasco del colapso en la Atención Primaria

ELA denuncia la falta de inversión y de previsión para señalar que los problemas son de carácter estructural y no fomentados por la covid-19

Una protesta de la plantilla de Osakidetza ante un centro de salud de Vitoria-Gasteiz. / EFE
Una protesta de la plantilla de Osakidetza ante un centro de salud de Vitoria-Gasteiz. / EFE

El sindicato ELA ha achacado a la falta de inversión y de previsión del Gobierno Vasco los problemas de "escasez de médicos de familia, fuga de profesionales, merma del presupuesto, recortes, precariedad, privatizaciones y temporalidad" que sufre la Atención Primaria en Euskadi. ELA ha dado a conocer este jueves en Bilbao un informe sobre este asunto en el que señala que estos problemas son de carácter estructural y no coyuntural, como defendió el lunes en comparecencia parlamentaria la consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui.

Según recoge EFE, para ELA , las afirmaciones de Sagarduy, imputando dicha situación a los efectos de la pandemia de la Covid-19 en la sanidad vasca, "además de no reflejar la realidad, tratan de ocultar la responsabilidad del Gobierno Vasco". "La crisis de la COVID 19 ha agravado una situación que ya se venía produciéndo anteriormente (en 2019 se convocaron tres jornadas de huelga en Atención Primaria)", han recordado.

ELA reconoce que existen vacantes en medicina de familia y pediatría, pero afirma que "son consecuencia de decisiones políticas tomadas durante los últimos años por parte del Departamento de Salud, tal y como ELA demostró en diciembre de 2020 con un informe que permitía visualizar los déficit estructurales del sistema sanitario" vasco.

A su juicio, estas deficiencias estructurales se han debido a la "falta absoluta de planificación del relevo generacional" en la sanidad vasca, una "inversión pública inferior a la media europea", un "menor presupuesto en Sanidad en la CAPV que hace 10 años" y "menos personal médico y de enfermería que la media de los países industrializados".

Ante esta situación ELA opina que "se requieren medidas de calado, que cambien el compromiso del Gobierno Vasco con la salud de las personas, garantizando un sistema público de salud de calidad, que, entre otras cuestiones, recupere la presencialidad de la atención primaria y que lo haga de manera adecuada

Archivado en:

Destacados