Pásate al MODO AHORRO

Los sindicatos de la Ertzaintza denuncian su "degradación, precariedad y falta de personal"

"Asistimos al repliegue de la Ertzaintza y a la privatización de la Seguridad vasca por parte de quienes, además, nos exigen silencio complice", denuncian ERNE, ESAN y EUPEL

Agentes de la Ertzaintza / EFE
Agentes de la Ertzaintza / EFE

Los sindicatos ERNE, ESAN y EUPEL denuncian la "degradación" que según ellos vienen sufriendo desde hace unos años y que aseguran viven con tristeza por el "empeoramiento creciente" de su servicio como policía integral de Euskadi. Reprochan a la Consejería de Seguridad que sea utilizada como "plataforma de lanzamiento hacia puestos de mayor comodidad política e institucional. Además, inciden también en la precarización de su servicio y la falta de personal.

Los diferentes sindicatos de los fuerzas de seguridad de Euskadi, ERNE, ESAN y EUPEL, han denunciado hoy en una rueda de prensa lo que consideran una situación "preocupante e insostenible". Consideran que desde hace unos años, se ha dado una degradación de su profesión que ha afectado a un "empeoramiento creciente" de su servicio. Además, aseguran que los responsables políticos a cargo de su institución, les han recordado en numerosas ocasiones que la orientación y estrategia a seguir es "unicamente competencia suya", sin tener en cuenta su papel como trabajado que tiene que desarrollar dicha tarea.

"Esa forma de dirección ha sido una constante progresiva a lo largo de los años. Lo cualitativo ha ido dejando paso de forma preocupante a lo cuantitativo. Esa Ertzaintza asistencial, eficaz, siempre cercana a la ciudadanía está dando paso a una Ertzaintza sostenida en un número, en un porcentaje, donde quien padece un robo, una agresión o situaciones más graves, pasa a ser una cifra que emborrona la siguiente comparecencia parlamentaria del consejero o consejera de turno", trasladan.

Además, denuncian como la Consejería de Seguridad es "utilizada una y otra vez como plataforma de lanzamiento hacia puestos de mayor comodidad política e institucional.

Precariedad del servicio y falta de personal

Este es otro de los puntos sobre el que trasladan grandes quejas. Ellos sostienen que el número de agentes en activo es muy inferior al necesario para ofrecer un servicio de calidad a la ciudadanía, problema que se agrava en el periodo estival. "Es necesaria la dignificación laboral y ello supone que el Departamento de Seguridad asuma su responsabilidad y garantice unas condiciones laborales dignas para garantizar la calidad en la prestación de servicios. Esta clara omisión se ha visto reflejada en los incidentes producidos recientemente en Bilbao en la final de fútbol", detallan.

Privatización de la seguridad en Euskadi

Los sindicatos explican como, el pasado año, asistieron a la contratación de una empresa privada, LKSNext, para el desarrollo del Plan General de Seguridad Pública. Además, aseguran que hace unos días se les anunció, por parte del departamento, la entrada de empresas de seguridad privada para la realización de labores de custodia en el centro policial de Iurreta.

"Asistimos al repliegue de la Ertzaintza y a la privatización de la Seguridad vasca por parte de quienes, además, nos exigen silencio complice. Estamos a tiempo de reconducir la situación. Estamos dispuestos a la negociación y al dialogo. ¿Lo está el consejero Josu Erkoreka?", concluyen.

El Supremo les de la razón

Esta comparecencia coincide con la resolución del Tribunal Supremo en la que ratifica que el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco estaba obligado a proporcionar equipos de protección contra la covid-19 a todos los agentes de la Ertzaintza. De esta forma, confirma la sentencia del Tribunal de Justicia del País Vasco (TSJPV) del 3 de junio de 2020 y desestima el recurso interpuesto por el Gobierno Vasco contra la resolución judicial.

El TS ratifica, por tanto, la sentencia del TSJPV al considerar que "existió un riesgo laboral grave e inminente, entendiendo por tal el que es probable racionalmente que se materialice en un futuro inmediato". "No se trata de que cualquier medida preventiva fuera exigible, sino de que, aunque se intentó, no se consiguió dotar a todos los centros y unidades de los medios de protección solicitados", añade.

Lo más leído
Destacados