Pásate al MODO AHORRO

La tramitación de las bajas sigue acumulando hasta cuatro días de retraso colapsando las asesorías

Las asesorías siguen teniendo muchas incidencias para gestionarlas por fallos en el puente entre Osakidetza y la Seguridad Social

Una trabajadora de una tienda de ropa. / EP
Una trabajadora de una tienda de ropa. / EP

El formulario de la web de Osakidetza para pedir la baja médica por covid-19 recibía en los 18 primeros días de enero más de 85.000 solicitudes, con picos diarios de más de 7.000 peticiones. La sexta ola, por la llega de Ómicron, generaba un no parar de nuevos contagios y, por tanto, de bajas médicas que colapsaban la administración de Osakidetza. Los empresarios calculaban que más de la mitad de las compañías tenían en aquellos momentos a un 10% de la plantilla sin trabajar. Ahora, la sexta ola parece que remite, pero, sin embargo, la tramitación de las bajas sigue acumulando hasta 3 y 4 días de retraso, colapsando así las asesorias.

Y es que no todo es covid-19. A estas bajas médicas hay que sumarles las de enfermedades comunes u otras cuestiones médicas, y el computo global sigue siendo muy alto. Asesorías consultadas por 'Crónica Vasca' reconocen que siguen teniendo muchos problemas e incidencias para gestionarlas con errores y fallos en el puente entre Osakidetza y la Seguridad Social. Aseguran que están colapsadas por la gestión de tantos partes en tan poco tiempo y que siguen acumulando varios días de retraso, entre tres o cuatro, para poder acceder a todos los ficheros. Esto lleva, según explican, a que muchas veces las empresas "se tengan que fiar" de los que les dicen los trabajadores y a posibles rectificaciones a final de mes.

Este problema no es nuevo, pero a pesar de la relajación de la sexta ola, esto sigue ocurriendo. Precisamente ya el mes pasado, en pleno pico, la patronal vasca trasladaba a Urkullu su preocupación por el absentidmo por covid y pedía agilizar las altas. Tal número de bajas producía importantes problemas en muchas empresas, que han presentado dificultades para contar con el personal necesario para mantener la actividad. De hecho, las demandas de trabajadores en las ETT se ha disparado en este tiempo. En enero, SEA Empresarios alaveses explicaba en un informe que el elevado absentismo supone que el 54% de las empresas tenía al menos al 10% de su plantilla de baja por covid.

Para tratar de agilizar los procedimiento, el Departamento de Salud habilitaba a finales del pasado año un nuevo formulario para que las personas positivas en covid-19 puedan solicitar la baja de forma telemática con el objetivo de ayudar a "descongestionar" así los procesos administrativos en la Atención Primaria. En poco más de dos semanas, se realizaron "85.000 solicitudes" de incapacidad temporal, a través de internet, con días en los que se llegaron a tramitar "7.000 solicitudes", mediante el formulario. Una nueva fórmula que, según reconocían los propios administrativos, no lograba su objetivo inicial de aliviar la "sobrecarga de trabajo" que soportan los ambulatorios ni, como alegan los empresarios, agilizar los días de trámite en su gestión. Algo que también confirman las asesorías.

Archivado en:

Destacados