Pásate al MODO AHORRO

Treinta colectivos profesionales de Euskadi se quedan colgados con el parón de AstraZeneca

La Comisión Pública tiene previsto reunirse hoy para decidir el límite de edad y que pasará con los colectivos menores de 60 años ya vacunados

Treinta colectivos profesionales de Euskadi se quedan colgados con el parón de AstraZeneca/ EP
Treinta colectivos profesionales de Euskadi se quedan colgados con el parón de AstraZeneca/ EP

La paralización de la vacuna de AstraZeneca en España ha supuesto que muchos colectivos profesionales ya vacunados se queden sin respuestas sobre si recibirán o no la segunda dosis para su inmunización completa. Una treintena de colectivos menores de 55 años desconocen que supondrá este cambio en la estrategia de vacunación en Euskadi. Osakidetza ha vacunado al 100% del los Ertzaintzas y diferentes cuerpos de seguridad, así como, a los profesionales y usuario de otros servicios sociosanitarios y al personal del ámbito educativo no universitario. Estas personas no saben si pasadas las correspondientes 10-12 semanas recibirán la segunda dosis del fármaco británico o si recibirán otra dosis.

El primer ejemplo de esto ya ha ocurrido en Donostia el Estadio de Anoeta, que se estaba utilizando como vacunódromo, no vacunará hoy. Se ha suspendido la vacunación a 400 personas usuarias y trabajadoras de servicios sociales por no cumplir el nuevo rango de edad, más de 60 años.

La Comisión de Salud Pública tiene previsto reunirse hoy para discutir estos temas. En la votación para paralizar la vacunación de AstraZeneca Euskadi se ha abstenido y no ha votado ni a favor ni en contra de este detenimiento en las vacunas. Por lo tanto, los vascos están a la espera de que el Gobierno vasco se pronuncie al respecto para decidir que pasará con estos colectivos afectados y si la vacuna británica solo se administrará a las personas de entre 60 y 65 años o se ampliará esa edad. 

Precisamente la comisión va a decidir durante el día de hoy estas cuestiones, si se elimina el límite superior de edad, como vienen pidiendo desde el principio varias comunidades como Cataluña o Madrid. En ese caso la vacuna no solo se inocularía a personas comprendidas entre la franja de edad de los 60 y 65 años y estaría disponible para abarcar más rangos de edad. También es necesario abordar en la reunión cómo se va a desarrollar ahora el proceso con los menores de 60 años que ya han recibido un primer pinchazo del suero de la Universidad de Oxford, la mayoría colectivos de primera línea. La pauta de este fármaco establece de 10 a 12 semanas entre dosis que en Euskadi se espera que sea en mayo si finalmente se decide que se les inocule esta dosis. La alternativa que se ha plantado el Ministerio de Carolina Darias podría ser otro fármaco.

Más de 148.000 vascos vacunados con AstraZeneca

Esta Semana Santa Euskadi ha dado un acelerón en el proceso de vacunación, precisamente con esta dosis inglesa. Hasta el momento en Euskadi se han inoculado 148.200 dosis de la vacuna británica a personas menores de 65 años, la pauta establecida por la EMA hasta ayer. Esta vacuna está siendo bastante convulsa y genera desconfianza entre la población por la variación constante en su eficacia y en los colectivos a los que se inocula. En primera instancia, se estableció que los menores de 55 años eran aptos para recibir está vacuna, donde se vacunó a los colectivos esenciales, policías, bomberos y profesores, entre otros. Después de la paralización de una semana, ese rango de edad creció en diez años. Hasta el día de ayer Osakidetza estaba vacunando con AstraZeneca a los menores de 65 años. A partir de ahora, parece que el rango de edad ha vuelto a cambiar y tiene una eficacia del 70% en personas con más de 60 años. 

Estos cambios han venido por trombos poco usuales en pacientes que han recibido la primera dosis. Según las conclusiones alcanzadas por el comité de seguridad (PRAC) de la EMA, los coágulos "inusuales" con bajas plaquetas "deben incluirse como efectos secundarios muy raros" de la vacuna de AstraZeneca, en base a "todas las pruebas disponibles actualmente", incluyendo el asesoramiento de un grupo especial de expertos. Por ese carácter inusual, la EMA ha insistido en que los beneficios son muy superiores a los riesgos de efectos secundarios.

 

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído