Pásate al MODO AHORRO

La UEFA descarta definitivamente la sede de Bilbao para la Eurocopa

El Ayuntamiento de Bilbao, la Diputación de Bizkaia y el Gobierno vaso anuncian recurso contra la decisión para pedir un resarcimiento económico

San Mamés / EFE
San Mamés / EFE

La UEFA acaba de comunicar oficialmente que desestima la sede Bilbao para la Eurocopa que se celebrara en junio. Una decisión que se daba por hecha desde que el Gobierno vasco estableciera unas duras condiciones para acoger un aforo del 20% en San Mames, 13.000 personas. El Ejecutivo estableció varios criterios entre los que estaban que la tasa de incidencia del coronavirus estuviera situada en 40 casos por cada100.000 habitantes y que el porcentaje de población inmunizada por la vacuna alcanzara el 60%, hoy no llega al 10% el número de vascos que han completado la pauta de la medicación. 

Las administraciones vascas han dado a conocer la noticia a última hora de esta tarde en un comunicado conjunto de Ayuntamiento de Bilbao, Diputación de Bizkaia y Gobierno vasco en el que señalan que estudian la posibilidad de acometer acciones legales contra la decisión del organismo director del fútbol europeo. Las instituciones dan a conocer esta decisión "unilateral" de la UEFA, que no comparten, y anuncian que harán valer el contrato que firmaron con este organismo para pedir un resarcimiento económico. 

Bilbao tiene comprometidos 2,5 millones de euros, de los que ha pagado ya la mitad

El Ayuntamiento de la capital vizcaína tiene adjudicados ya contratos por valor de 2,5 millones de euros dentro de los preparativos para la celebración de la competición, y de ese montante, la mitad, 1,3 millones, están ya pagados a las respectivas empresas.

Se trata de contratos relacionados fundamentalmente con  la seguridad del entorno y que llevan fraguándose desde 2018, año en el que se acordó que la Eurocopa de 2020 se celebraría en Bilbao, con presencia de la Selección Española. El año pasado no pudo jugarse por las restricciones de la pandemia y en el mes de junio todo apunta a que se elegirá Sevilla en lugar de la capital vizcaína ante las restricciones impuestas por el Gobierno vasco para que los cuatro partidos previstos se celebren con público, como quiere la federación europea. El Ejecutivo de Urkullu condiciona la asistencia de público a que se cumplan una serie de criterios que la federación de futbol considera imposibles de cumplir y que por lo tanto llevarían a unos partidos con San Mamés vacío. Entre las condiciones está tener un 60% de la población vacunada en el País Vasco y resto de España, antes de junio, o que no supere el 2% de las camas de las UCIS ocupadas por Covid para la fecha de los partidos. Tal y como está la situación de la epidemia en Euskadi, con casi 1.000 contagios al día, parece algo bastante difícil de cumplir, aunque si algo ha desmostrado la pandemia es que hace practicamente imposible establecer previsiones fiables con dos meses de plazo.

Un mazazo para la hostelería

Desde la asociación que agrupa al sector hotelero de la capital vizcaína, Destino Bilbao, su presidente, Álvaro Díaz Munio, señala una cuestión de "imagen" más allá del agujero económico que supone para Bilbao la decisión definitiva de la UEFA. Hace años que Destino Bilbao trabajaba junto a instituciones públicas, organismos oficiales y empresas privadas el diseño de las acciones promocionales que dotan a Bilbao de signos propios de identidad y le posicionen como primera opción de destino para la celebración de eventos. 

Desde la asociación ven como algo inexplicable que Bilbao carezca de la capacidad necesaria para albergar el acontecimiento y sí sea posible en la capital andaluza. "Se tendrán que dar explicaciones que no van a ser fáciles de entender", afirma Díaz, "desde el Ayuntamiento debe haber algún movimiento que defienda la posición de la ciudad y explique qué hay detrás de todo esto".

 

 

 

Lo más leído
Destacados