Pásate al MODO AHORRO

La UPV alaba a Osakidetza en la gestión de la pandemia a pesar de las críticas de los sanitarios

La universidad pública señala que la sanidad vasca no llegó a estar desbordada "en ningún momento" a pesar de las quejas de los profesionales del sector

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui. / EFE
La consejera de Salud, Gotzone Sagardui. / EFE

El colapso de la Sanidad vasca ha sido motivo de dimes y diretes sociales y políticos. Sin ir más lejos, hace dos meses los sindicatos y los colegios médicos salieron a la calle para denunciar la "situación de colapso" de la atención sanitaria. Según los colegios médicos vascos y los sindicatos sanitarios, Satse, ELA, LAB, CCOO y UGT, el personal de la sanidad pública vasca estaba "desbordado física y psicológicamente" por la sexta ola. Antes habían padecido las cinco oleadas anteriores, incluida la traumática y dolora irrupción de la covid-19 en nuestras vidas allá por febrero-marzo de 2020. En cambio, un estudio de la UPV-EHU, la Universidad pública vasca, señala que la gestión de la pandemia de la covid-19 en Euskadi constata que el sistema sanitario vasco no se ha visto desbordado "en ningún momento" pese a la gran "magnitud" de esta crisis, algo que considera un "logro importante".

Aunque los profesionales sanitarios han señalado que la pandemia ha mostrado las costuras de la Sanidad vasca, la Universidad pública considera que "el sistema en su conjunto ha sido lo suficientemente flexible para adecuarse a la situación de cada momento y dar respuesta a los retos que planteaba".

En materia de asistencia sanitaria, el 'Informe sobre la respuesta del Sistema Vasco de Salud contra la pandemia de covid-19', elaborado por un grupo de expertos de la UPV/EHU a petición del Gobierno vasco, califica de "importante logro" el hecho de que el sistema sanitario "haya sido capaz de habilitar los recursos necesarios, sin ser desbordado en ningún momento, para hacer frente a la pandemia".

Éxito del Labi y Biziberri

El informe destaca también la buena labor de dos elementos que han sido criticados desde su puesta en marcha. Por un lado, el 'comité de expertos' y políticos sentados en torno al Labi y los sucesivos planes Biziberri. Para la UPV-EHU, ambas decisiones están en el lado positivo de la gestión. El informe afirma que aunque no estaban diseñados para actuar frente a emergencias "puramente sanitarias" como esta, han desarrollado una labor "importante", recoge Europa Press.

Críticas a la cobertura legal

El estudio apunta señala que la aprobación de normas "más adecuadas" que doten de cobertura legal para adoptar medidas "urgentes" ante situaciones epidemiológicas similares debe ser más ágil. Preciasamente, la cobertura legal de las medidas tomadas por el Ejecutivo de Urkullu ha sido otro de los campos de batalla políticos y de separación de poderes ya que el Gobierno no ha compartido las decisiones del TSJPV cada vez que este ha tumbado las argumentaciones legales de las medidas que ha pretendido tomar el Ejecutivo vasco.

Falta de personal

En el caso del área de salud pública, el informe detecta "bastantes problemas", si bien sus autores han reconocido que en este ámbito se han debido adoptar decisiones de forma rápida y ante una situación de gran "incertidumbre". Las deficiencias detectadas tienen que ver con el "insuficiente" personal, pese a que a medida que avanzaba la pandemia, se han incorporado más profesionales para reforzar el Servicio Vasco de Salud. En este problema, según ha explicado, ha influido el hecho de que los procedimientos de contratación son "muy rígidos". También se han constatado "problemas de coordinación" entre salud pública y el resto del sistema sanitario, así como en el procesado de datos o en la integración de sistemas informáticos.

Archivado en:

Destacados