Pásate al MODO AHORRO

Urkullu mantiene las restricciones y anuncia una nueva revisión el viernes

El Gobierno señala que, aunque la "evolución es preocupante", todavía no hay "signos de alarma extraordinaria"

Reunión del Labi para seguir la evolución del coronavirus. EP
Reunión del Labi para seguir la evolución del coronavirus. EP

La comisión técnica del Plan de Protección Civil (Labi) de Euskadi ha acordado no proponer nuevas restricciones a las ya establecidas para estos días porque no ve en estos momentos "signos de alarma extraordinaria", aunque se volverá a reunir este viernes para evaluar de nuevo la evolución de la pandemia del coronavirus. El órgano de seguimiento se ha reunido para analizar la evolución de la pandemia de la covid-19 en Euskadi que ha registrado cinco días seguidos en los que la tasa de positividad ha subido progresivamente, hasta alcanzar el 7,7 % el pasado sábado, aunque ayer domingo bajó al 6,8 %.

En principio el consejo asesor del Labi, presidido por el lehendakari Iñigo Urkullu, que es el que recibe las propuestas de estos técnicos y decide las medidas a implementar, tiene previsto reunirse el 11 de enero, aunque el Gobierno vasco había anunciado que no descartaba adoptar restricciones más duras antes de esa fecha en caso de que así lo considere conveniente si la pandemia empeora. Los técnicos han acordado, sin embargo, no proponer por el momento nuevas medidas aunque volverán a reunirse este viernes y el próximo lunes.

El portavoz del consejo, Jonan Fernández, ha anunciado que la evolución "no es buena, es preocupante", pero también que "no ofrece en este momento signos de alarma extraordinaria".  En este sentido, ha explicado que en todos los indicadores se constata un "estancamiento" en la evolución positiva experimentada desde principios de noviembre con una "leve tendencia negativa".

El efecto de los días festivos ha adulterado el ritmo de pruebas realizadas

Los expertos añaden que en este contexto hay que tener en consideración tres factores concretos: Por un lado, el hecho de que la sucesión de dos semanas con cuatro días no laborales ha podido distorsionar la relación de semanas anteriores entre el rastreo de contagios o contactos estrechos y el número de test realizados. Además reconocieron que la "negativa evolución" que se está produciendo en otras comunidades autónomas y en países del entorno europeo "no permiten ninguna relajación" y, en tercer lugar, dicen que hay que "extremar todas las cautelas" tras la detección en Euskadi de, al menos, 6 casos relacionados con la nueva cepa británica, y el posible registro en el futuro de otras variaciones. Ante este contexto de "incertidumbre y riesgo" que exige la "máxima vigilancia, control y monitoreo diario de los datos" para "contener" y "reducir la transmisión del virus", los expertos consideran que las medidas restrictivas aprobadas antes de las fechas navideñas han tenido un "notable seguimiento social" y han logrado "con carácter general" una "contención muy significativa de la movilidad y de las interacciones" en los festivos y celebraciones desde Nochebuena hasta hoy. Por ello insisten en que es fundamental que el martes, el día de Reyes y el próximo fin de semana se mantenga el "compromiso cívico mostrado".

Por todo ello, el Gobierno vasco ha recomendado mantener activas las medidas preventivas en vigor y continuar con la observación estrecha de la evolución epidemiológica. 

Movilidad permitida entre municipios y provincias de Euskadi

En la actualidad está vigente el cierre perimetral de Euskadi aunque los vascos se pueden moverse entre municipios y provincias vascas. El toque de queda es a las 22.00 horas y las reuniones están limitadas a 6 personas. Hoy y el día de Reyes los establecimientos comerciales y de hostelería deben cerrar, sin embargo a las seis de la tarde (el horario fijado para los días no festivos es de 06.00 a 20.00 horas) y el día 6 no podrán abrir antes de las nueve de la mañana, según las restricciones que se acordaron para las festividades de Navidad.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído