Pásate al MODO AHORRO

Vitoria y Bilbao ya han cerrado la hostelería y Donostia lo hará probablemente el viernes

El crecimiento de contagiados en Vitoria une a la capital vasca con Bilbao y hace bajar las persianas de la hostelería de nuevo

Manifestación de los Hosteleros en Bilbao. /EP
Manifestación de los Hosteleros en Bilbao. /EP

Vitoria ha entrado en zona roja con una tasa de incidencia acumulada de 547,7 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, lo que le convierte en la segunda capital vasca en verse obligada a cerrar su hostelería a partir de este martes, después de Bilbao. El Gobierno vasco ha emitido una nueva resolución, en la que se recogen todos los municipios que no podrán abrir la hostelería desde esta medianoche, entre ellos Vitoria, y en los que se prohibirá el deporte en grupo y el escolar, al superar la incidencia acumulada de 500 casos. San Sebastián no entra de momento en este listado, pero con 486,31 casos por cada 100.000 habitantes, todo apunta a que lo hará el próximo jueves y se verá obligada a cerrar la hostelería el viernes.

Las resoluciones que el Gobierno autonómico emite los lunes y los jueves ya solo afectan a la hostelería y al deporte ya que desde este lunes todas las localidades vascas están confinadas, con independencia de la incidencia de la covid-19, tal y como decidió el pasado viernes el consejo asesor del Plan de Protección Civil, presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, que también acordó limitar las reuniones a un máximo de 4 personas, medidas que buscan frenar la transmisión comunitaria ante una evolución de la pandemia "altamente preocupante".

Los municipios en los que la hostelería tendrá que volver a echar sus persianas son 63, de los cuales 33 tienen más de 5.000 habitantes, 10 más que en el anterior recuento, y 30 cuentan con poblaciones por debajo de 5.000, tres más.

La hostelería, en límite

Las plataformas de profesionales del sector, que denuncian las medidas que padecen por la pandemia de covid-19, se han movilizado durante los últimos meses por toda Euskadi para reclamar "ayudas dignas" y pedir que no se les criminalice. Así, este fin de semana se han manifestado en Bilbao cientos de personas tras un llamamiento de Sos Ostalaritza y Bizkaiko Tabernariak. Tras la marcha, los hosteleros han solicitado la dimisión de Iñigo Urkullu. 

En el manifiesto leído, los convocantes han afirmado que los hosteleros se sienten "machacados desde el inicio de la pandemia" y han denunciado que los políticos, pese "a no saber hacer su trabajo, están blindados". Tras recordar las restricciones que han padecido en los últimos meses, han sostenido que el protocolo de limpieza impuesto parece "exclusivo para la hostelería". "Llegó el cierre de noviembre y había que salvar las Navidades... ¿qué estamos salvando ahora? ¿dónde se han producido los más de mil contagios diarios?", han preguntado.

Por todo ello, han acusado a los representantes políticos de "seguir pegados a los sillones" mientras siguen "improvisando" con sus decisiones. "Pedimos la dimisión del lehendakari como mando único ante esta pandemia y la de su equipo de colaboradores del Labi que dejan en el camino al sector hostelero y al pequeño comercio. Dejad de sacrificarnos para salvar a otros", han concluido.

En Álava, decenas de hosteleros de Vitoria-Gasteiz se han organizado en torno a la asociación 'Hosteleros de Vitoria y Álava' con la intención de movilizarse para salvar sus negocios. El movimiento, que empezó por iniciativa de cuatro hosteleros, aglutina alrededor de 300 propietarios y empleados de bares y restaurantes de Vitoria que barajan diferentes propuestas de movilización para continuar la campaña por la supervivencia del sector. La asociación alavesa ha sumado miembros hasta convertirse en un importante grupo de taberneras y taberneros de pequeños bares de la ciudad. Su intención es ejercer presión ante un panorama que se plantea crítico para la hostelería ante los posibles cambios en las medidas de contención del virus


Cada vez, más muncipios semiconfinados

En Bizkaia, son 19 los grandes municipios que están en la zona roja, tras entrar en ella Santurtzi, Arrigorriaga, Derio, Elorrio, Galdakao, Getxo, Güeñes, Mungia, Ortuella y Trapagaran, y mantenerse Bilbao, Amorebieta-Etxano, Balmaseda, Bermeo, Durango, Gernika, Lekeitio, Markina y Muskiz. En cuanto a las localidades vizcaínas más pequeñas que superan la incidencia límite son 16: Ajanjiz, Arrieta, Bakio, Forua, Gizaburuaga, Iurreta, Kortezubi, Laukiz, Loiu, Maruri-Jatabe, Mundaka, Munitibar-Arbatzegi, Muxika, Zamudio, Zioritza-Bolibar y Gamiz Fika.

Gipuzkoa cuenta ya con 12 grandes localidades que se verán obligadas a no abrir la hostelería: Andoain, Azpeitia, Hernani, Irun, Lasarte Oria, Orio, Pasaia, Tolosa, Urnieta, Villabona, Zumaia y Zumarraga. Las pequeñas que tampoco podrán abrir bares son Airnazabal y Zestoa.

En Álava, la principal novedad es la entrada de Vitoria, única localidad alavesa con más de 5.000 censados junto con Agurain que sobrepasa la incidencia acumulada de 500 casos. En este territorio, son 12 los pueblos pequeños que superan la línea roja: Iruña de Oca, Labastida, Laguardia, Lanciego, Lantaron, Legutio, Ribera Baja, San Milán, Villabuena de Álava, Zuia, Berantevilla y Arrazua-Ubarrundia.

La incidencia en Euskadi

La incidencia acumulada en Euskadi continúa subiendo y alcanza ya una tasa de 558,3 casos. En Álava se sitúa en 537,8 y en Bizkaia supera ya los 600, con 602,5, mientras que Gipuzkoa, permanece por debajo de los 500, con 475,5 casos por cada 100.000 habitantes en 500 días. La positividad de la covid también ha vuelto a experimentar un incremento en las últimas horas y se ha situado en el 8,7 %, el porcentaje más alto de todo el mes de enero junto al del pasado jueves, y la presión hospitalaria sigue creciendo, con 682 enfermos ingresados, 24 más que el día anterior.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído