Pásate al MODO AHORRO

Un vuelo procedente de Bilbao aterriza en A Coruña por amenaza de bomba

La aeronave con 111 personas a bordo ha tenido que aterrizar en el aeropuerto gallego a primera hora de la mañana del viernes con todos en perfecto estado

Avión de Volotea. / EP
Avión de Volotea. / EP

Un avión procedente de Bilbao ha aterrizado en la mañana de este viernes en el aeropuerto coruñés de Alvedro con amenaza de bomba a bordo, confirman a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno que ya han aclarado que todo se ha quedado por suerte en una "falsa alarma". Se trata de la aeronave de Volotea 353 Airbus 319 programado desde Bilbao a A Coruña, que ha aterrizado a las 7 y 25 en A Coruña.

La aeronave ha informado de que en el avión viajaban 105 personas a bordo y 6 miembros de la tripulación, si bien están confirmando las cifras. Los pasajeros han desembarcado del avión y se encuentran en perfecto estado, han detallado la compañía. Además, se ha activado el plan de emergencia y el aeropuerto de Alvedro se encuentra operativo.

Aena ha informado en su cuenta de Twitter que los pasajeros ya han desembarcado y la aeronave se encuentra en un estacionamiento alejado. En la zona hay un gran despliegue policial.

Del operativo, se ha hecho cargo la Guardia Civil tras ponerse en marcha un amplio despliegue policial. Al lugar, se trasladaron también otros efectivos como Bomberos y Policía. Agentes de la Guardia Civil han procedido a revisar la cabina, el pasaje y la bodega, han explicado desde la Benemérita sobre las actuaciones que se están llevando a cabo.

En concreto, han indicado que se aisló al avión, trasladando a los pasajeros y la tripulación a una sala aislada sin su equipaje de cabina para el control de los mismos.

La Guardia Civil ha registrado la cabina y la bodega del avión, así como a los pasajeros y su equipaje sin que se hallaran evidencias de una bomba, informan a Efe fuentes del cuerpo. En el aeropuerto se desplegó un gran operativo policial siguiendo el protocolo en torno a la aeronave, que quedó en un estacionamiento alejado de las pistas. Se mantiene abierta una investigación sobre la autoría del falso aviso de bomba. 

 

 

Destacados