Pásate al MODO AHORRO

La Ertzaintza cree que la joven vinculada a la extrema derecha se inventó la paliza de los magrebíes

Erkoreka ha señalado que "no se ha encontrado datos ni ningún rastro" que confirmen el ataque que supuestamente sufrió una mujer al ser agredida por cuatro jóvenes en Vitoria

Agente de la Ertzaintza frente a la comisaría del barrio del Antiguo, en San Sebastián / CV
Agente de la Ertzaintza frente a la comisaría del barrio del Antiguo, en San Sebastián / CV

El vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha señalado este miércoles que, tras la investigación llevada a cabo, la Ertzaintza "no ha encontrado datos ni ningún rastro" que confirmen el ataque que supuestamente sufrió una mujer al ser agredida por cuatro jóvenes en Vitoria el pasado 24 de octubre. En declaraciones a Bizkaia Irratia recogidas por Efe, Erkoreka ha señalado que la mujer presentó una denuncia en los juzgados por un lado y por otro la Ertzaintza abrió una investigación "seria y profunda" para tratar de esclarecer lo sucedido.

Denuncia en el Juzgado

Según las fuentes manejadas y una vez analizadas las imágenes de cámaras, la Ertzaintza afirma que "no hay datos ni imágenes" que "corroboren las declaraciones realizadas por la mujer" por lo que concluye que "no hay manera de confirmar las denuncias". Por ello la Ertzaintza ha interpuesto una denuncia ante el juzgado porque la mujer podría haber incurrido en una "apariencia de delito" y "esto habrá que investigarlo", ha indicado Erkoreka. El vicelehendakari ha explicado que el martes la Ertzaintza puso esas diligencias ante el juez por lo que por un lado deberá investigar la denuncia realizada por la mujer y por otro la interpuesta por la propia Ertzaintza.

Vinculada a Vox

La mujer denunció que los hechos ocurrieron a las 4.20 horas del 24 de octubre en la zona de El Batán del barrio de Mendizorroza, donde resultó herida a consecuencia supuestamente de este ataque. Tuvo que recibir asistencia sanitaria en el hospital de Santiago.

La mujer denunció haber sido agredida sin previo aviso por cuatro jóvenes magrebíes menores de edad que iban con la cara tapada. No le robaron ni la agredieron sexualmente. Vox apuntó la semana pasada a la posibilidad de un ataque por delito de odio. Amaia Martínez, parlamentaria de Vox,  afirmó que la mujer había sido atacada al grito de "fascista" y ella misma desveló que la joven presuntamente atacada, cuestión que ahora está en duda, tenía vinculación con el partido de extrema derecha de Santiago Abascal.

Contra la convivencia

En caso de que se confirmara que la denuncia es falsa, el hecho sería "muy grave" porque iría contra la convivencia y la pluralidad de la sociedad. "Todavía son términos hipotéticos porque no se sabe todavía pero si fuera así tendría una gravedad social y política", ha concluido.

Archivado en:

Destacados