Pásate al MODO AHORRO

La Ertzaintza activa dispositivos para vigilar el cumplimiento de las nuevas medidas

El consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha insistido en la necesidad de las medidas por la ralentización en el descenso de contagios

Agentes de la Ertzaintza. EP
Agentes de la Ertzaintza. EP

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha advertido de que la Ertzaintza o policías municipales "tomarán medidas" si detectan fiestas desde la calle en estas navidades. Además, ha señalado que las nuevas medidas restrictivas buscan restringir, sobre todo, los momentos de más aglomeraciones de personas, porque son "los más peligrosos" en cuanto a la posibilidad de contagiarse.

Erkoreka se ha referido así, en una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, a las nuevas medidas adoptadas este pasado martes por el Labi, entre las que destacan el adelanto del toque de queda a las 00.30 en Nochebuena y Nochevieja o el cierre de los establecimientos hosteleros, de restauración y comerciales a las 18.00 horas los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1, 5 6 de enero.

Así, ha destacado que el objetivo principal es "cómo afrontamos todo el invierno" tras el período de las fiestas navideñas, por lo que las Navidades "las debemos organizar en base a eso, para estar el 11 de enero en condiciones de responder y de la mejor manera posible en lo que a la salud se refiere".

En este sentido, el vicelehendakari primero ha explicado que, por un lado, se ha decidido adoptar estas medidas por el hecho de que la tendencia a la baja de los contagios registrada durante las últimas semanas "se ha ralentizado" y "ya no es tan evidente como la de hace un par de semanas".

Además, ha destacado que en toda Europa se han endurecido las medidas para evitar contagios y que, en países como Francia, Alemania o Países Bajos han adoptado "medidas muy duras".

En tercer lugar, ha recordado la aparición de una nueva cepa del covid-19 en el Reino Unido, una circunstancia que, según ha dicho, "el que debe tomar decisiones debe tener en consideración, analizar con atención y tomar las medidas procedentes".

"Por todo ello, hemos pensado restringir lo máximo posible los momentos en los que se pueden crear más aglomeraciones de personas, porque son los más peligrosos, y las medidas adoptadas ayer están dirigidas principalmente a ese objetivo", ha explicado.

Asimismo, Erkoreka ha señalado que, otras de las razones para endurecer las medidas es que durante las últimas semanas han tenido constancia de grupos de personas que han realizado reservas en establecimientos como hoteles o bungalows "para celebrar fiestas ilegales", por lo que se ha decidido prohibir los cotillones en hoteles o agroturismos y establecido que los campings no admitan clientes entre el 30 de diciembre y el 2 de enero.

"Teníamos ecos de que se estaban preparando de esas, sobre todo de cara a la Nochevieja, por lo que se han debido adoptar medidas especiales para dar una respuesta. Hemos pensado que era conveniente prever previsiones concretas en la misma norma, sobre todo para evitar cotillones el Nochevieja o en la víspera de Reyes", ha explicado.

Fiestas en casa

Además, Josu Erkoreka ha asegurado que la Ertzaintza o las policías municipales "tomarán medidas" en los casos en los que, desde la calle, detecten que se estén celebrando fiestas en casas, teniendo en cuenta que se ha decidido reducir de diez a seis el número máximo de personas que pueden reunirse en las celebraciones de Nochevieja y Año Nuevo.

El consejero de Seguridad ha reconocido que detectar aglomeraciones en viviendas particulares es "más complicado", ya que tan solo se tiene constancia de ellas a través de denuncias o porque "desde fuera es evidente".

"Si un grupo de ertzainas o policías municipales va por la calle y ve que en una casa hay un tremendo ruido a unas horas en las que no puede haberlo, tomará medidas. Pero si se da una aglomeración de personas y no hay señales de ellos desde fuera, porque no hace ruido y están en silencio, no se va a poder detectar", ha advertido.

El vicelehendakari primero ha reconocido que este tipo de medidas restrictivas suelen ser "impopulares en la mayoría de los casos", pero ha destacado que "esto es el autogobierno, tener la capacidad y el valor de tomar medidas a las buenas y a las maduras".

Erkoreka ha recordado que, durante el confinamiento de la primavera, la mayoría de las comunidades autónomas pidieron al Gobierno central que respetara las competencias de cada comunidad, ya que el Estado "no podía apropiarse de ellas con la excusa de la pandemia".

"Hay que tomar medidas, y corresponde a las instituciones de las comunidades autónomas adoptarlas. Sabemos que, en la mayoría de los casos, las medidas restrictivas suelen ser impopulares, pero eso es el autogobierno, tener la capacidad y el valor de tomar medidas a las buenas y a las maduras", ha insistido.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído