Pásate al MODO AHORRO

Eva Larra: "El apoyo al sector científico sanitario debe ser una prioridad para los gobiernos"

La Directora de Asuntos Regulatorios y Desarrollo de Nuevos Productos de AJL Ophtalmic explica que van viendo "la luz al final del tunel" después de tener que suspender todas las cirugías programadas por la pandemia.

Eva Larra, Directora de Asuntos Regulatorios y Desarrollo de Nuevos Productos de AJL Ophtalmic
Eva Larra, Directora de Asuntos Regulatorios y Desarrollo de Nuevos Productos de AJL Ophtalmic

Cuando Eva Larra era pequeña soñaba con ser médica, pero cuando con 18 años tuvo que pensar en ello de manera seria, lo de hacer 6 años de carrera más el MIR le pareció una eternidad porque su objetivo era “trabajar cuanto antes” y acabó estudiando farmacia, que, además, se hacía en casa, en Vitoria-Gasteiz. De aquella época recuerda como “apasionante” la asignatura de genética, aunque fue la farmacología la que le atrapó para hacer un postgrado. “Anestesiar a unos ratoncitos para colocarles un mini catéter en la aorta”, lo recuerda como toda una experiencia que hoy en su casa todavía no creen que pudiera hacer. En sus ratos libres le encanta “disfrutar de la familia, viajar, hacer un poquito de deporte, jugar a pádel y disfrutar de los pequeños placeres de la vida”, pero buena parte de su tiempo, mucho, lo pasa en AJL Ophtalmic, una empresa a la que llegó hace 23 años “de casualidad” y en la que desempeña el cargo de directora de asuntos regulatorios y desarrollo de nuevos productos. Su desempeño le valió en 2019 para hacerse con el galardón de Mujer directiva del año, otorgado por Ampea (Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Álava) en su XVIII edición.

Estamos ante una crisis sanitaria nunca conocida y trabajas en una empresa relacionada con la salud… ¿cómo la han vivido y cómo les está afectando?

Pues supongo que, como la mayoría de las empresas, con incertidumbre y mucha responsabilidad. En la empresa hemos reorganizado los turnos de trabajo creando grupos burbuja para proteger a los trabajadores y tratar de asegurar el mantenimiento de la actividad. De momento no hemos tenido ningún positivo en la empresa.

A nivel comercial nos hemos visto afectados por el cierre de quirófanos durante los momentos más duros del confinamiento, se suspendieron todas las cirugías programadas, pero bueno, somos optimistas, y vamos viendo la luz al final del túnel

Desde marzo sanitario y científico tiene puesto el foco encima. Es momento de que se hable el sector, de que se le escuche…

El mensaje es claro, el apoyo al sector científico sanitario tiene que estar en las prioridades de los gobiernos, y es su responsabilidad dotar a todos los agentes implicados de recursos económicos para lograr un ecosistema fuerte entre empresas de biociencias y sistemas sanitarios.

Tienen que entender que apostar por la investigación y la innovación, así como en la mejora de nuestro sistema sanitario, es una apuesta de futuro, y el apoyo a la industria de nuestro sector está implícito en dicha apuesta.

Los avances para la salud de las personas, han chocado muchas veces con las regulaciones que complican las comercializaciones. Ahora parece que se puede conseguir una vacuna en pocos meses. ¿Estamos ante un cambio de los procesos científico-sanitarios o los problemas siguen existiendo?

Los problemas siguen existiendo, se han hecho excepciones puntuales en el tiempo para comercializar mascarillas o respiradores en tiempo récord, pero a nivel general la regulación sigue siendo un hándicap muy importante para las empresas de nuestro sector. Con la nueva regulación, el esfuerzo económico para las empresas es brutal y eso va a hacer que muchas pequeñas empresas se queden por el camino. Por otro lado, también va a ser una ventaja competitiva para las empresas que consigan adaptarse a la nueva reglamentación

Apostar por la investigación, la innovación y la mejora de nuestro sistema sanitario es una apuesta de futuro

¿Hay alguna lección que aprender de esta pandemia?

De todas las situaciones y experiencias se aprende algo. No hay nada imposible, hay que tener las herramientas necesarias. Las infraestructuras en IT han sido claves y ahí deberemos seguir invirtiendo. Además, nos hemos demostrado la capacidad de adaptación que tenemos ante situaciones difíciles. Nos hemos reorganizado para poder teletrabajar, hemos visto a nuestros hijos dando clases a través de plataformas digitales, estamos haciendo congresos on line a nivel internacional, mantenemos el contacto a través de videollamadas…

También creo que hemos empatizado con muchas personas que hasta ahora igual no habíamos parado a pensar. ¡Lo importante es que no se nos olvide todo esto cuando el tema COVID pase a la historia!

Trabaja desde hace 23 años en AJL Ophtalmic y durante la pandemia alguno de sus productos han estado muy presentes…

Sí, tenemos un laringoscopio, que se utiliza para intubar a los pacientes y que ha sido muy útil durante la pandemia- Hemos vendido muchísimas unidades a los hospitales para conectar a los pacientes de COVID a los respiradores

De todos modos, su campo principal de actuación es la oftalmología

En AJL desarrollamos productos para oftalmología, implantes para tratar diferentes patologías del ojo: catarata, glaucoma, enfermedades corneales, desprendimientos de retina, etc.

Además de la oftalmología hemos ido diversificando hacia otros sectores como el área maxilofacial, la veterinaria o la anestesia

Fabricamos muchos productos: lentes intraoculares para la cirugía de catarata, soluciones de ácido hialurónico, implantes para glaucoma, implantes para patologías de córnea como el queratocono, implantes orbitales para pacientes que han perdido el ojo… Intentamos dar solución a las principales patología o enfermedades oculares.

Las infraestructuras en IT han sido claves y ahí deberemos seguir invirtiendo

Y todo esto desde Vitoria, pero vendiendo en más de 70 países. ¿Cómo se consigue eso?

AJL tiene una gran proyección internacional, al principio nos iniciamos en la internacionalización poco a poco, nos fuimos dando a conocer principalmente a través de la presencia de AJL en congresos internacionales, pero en 2010 hicimos una gran apuesta en la internacionalización de la empresa, mediante la compra de una empresa americana (Addition Technoloy), que disponía de distribuidores a nivel mundial, pero necesitaba una planta de fabricación para sus productos. Esta unión ha sido una sinergia muy importante ya que ahora fabricamos en AJL todos los productos incluso para el mercado americano y hemos logrado tener una red de distribuidores en más de 70 países y creciendo. Tenemos una gran presencia en centro y Sudamérica, Asia Pacifico, Europa, Oriente Medio

En una situación de incertidumbre como la actual, ¿sus previsiones hacia dónde apuntan?

Nuestros clientes a nivel nacional son hospitales principalmente públicos. A nivel internacional vendemos a distribuidores especializados que a su vez ofertan nuestros productos a los hospitales o clínicas oftalmológicas. Nuestras previsiones apuntan a un crecimiento y una mayor internacionalización. Estamos reforzando el área de ventas internacionales y el mercado americano es uno de nuestros objetivos estratégicos.

¡¡Los perros de Nueva York llevan lentes vascas!!

En el mercado americano, por cierto, encontraron un nicho con las lentes para perros. Parece anecdótico, pero no lo es…

Fabricamos lentes para perros y para gatos. Los perros generan mucha catarata. Todos hemos visto algún perro con la pupila grisácea, opaca. Eso es porque tiene catarata y al igual que los humanos necesita una lente intraocular para recuperar la visión.

En EEUU hemos abierto un importante mercado que está creciendo año tras año. EEUU es un país donde a las mascotas se las consideran miembros de la familia, el gasto en veterinaria es muy elevado y parece que la lente de AJL está teniendo muy buena acogida entre los veterinarios de EEUU. Así que como dice una ya célebre frase de nuestro CEO, Pedro Salazar: “¡¡los perros de Nueva York llevan lentes vascas!!

¿Hay algún producto en concreto que les haga sacar pecho de manera especial?

De forma reciente hemos lanzado al mercado una endoqueratoprótesis. Es un implante que va a permitir salvar muchos ojos de pacientes que necesitan un trasplante de córnea, pero que debido a su gravedad no pueden recibir un trasplante al uso. Normalmente su caso acaba en un cajón, desahuciados por la imposibilidad de tratamiento. Con nuestra EndoK estos pacientes tendrán la opción y la esperanza de no perder el ojo. Esta endoqueratoprótesis la hemos desarrollado en colaboración con el DR José F. Alfonso del Instituto Oftalmológico Fernández Vega en Oviedo, pionero en cirugías de trasplante de cornea

Es la única empresa en España que fabrica estos productos y su competencia son firmas internacionales. ¿Cómo se consigue plantarles cara?

Nuestra ventaja es la cercanía al cliente. En AJL escuchamos sus necesidades e intentamos darles una solución. De esta forma han surgido muchos de los proyectos que finalmente han

terminado en un producto que hoy está en el mercado mejorando la calidad de vida de los pacientes

En el sector de productos sanitarios (medical devices) hay una gran demanda de personal competente

Ahora, ¿qué investigaciones tienen entre manos?

Estamos trabajando en varios proyectos, algunos relacionados con la bioimpresion 3D, con implantes cargados de medicamentos que se van liberando con efecto antiinflamatorio o antibacteriano, dispositivos de simulación o inteligencia artificial…En definitiva, en desarrollos avanzados que hagan más segura la cirugía y deriven en una sustancial mejora de la calidad de vida de los pacientes

Parece el suyo un sector en el no parece que vaya a faltar trabajo

En general todo el sector de productos sanitarios (medical devices) está experimentando un gran crecimiento. Debido al cambio regulatorio en la reglamentación europea que aplica a este tipo de productos, hay una gran demanda de personal competente en este ámbito. En nuestro campo, el ser un sector tan especializado como el de la oftalmología, todavía lo complica más eso de encontrar profesionales. Ahora somos 60 trabajadores que formamos un equipo multidisciplinar (farmacéuticos, ingenieros, químicos, ópticos…) y que llevamos el I+D en nuestro ADN porque es el motor de la compañía.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído