Pásate al MODO AHORRO

Los hosteleros se sienten discriminados frente al "bebidas para llevar"

Las asociaciones de Bizkaia y Gipuzkoa repartirán snacks para mostrar su protesta

Terraza en la playa de La Concha en San Sebastián
Terraza en la playa de La Concha en San Sebastián

Comprar el pan y recoger una taza de café para llevar se ha convertido en un hecho casi cotidiano desde el cierre decretado la semana pasada para la hostelería. Se trata de un agravio que para el sector es una “discriminación” que han denunciado sus asociaciones de Gipuzkoa y Bizkaia, y ante la que responderán poniendo a disposición de sus asociados más de 350.000 “galletitas, magdalenas, trufas de chocolate y otros snacks".

Los hosteleros no entienden por qué ellos deben entregar comida sólo para llevar, y bajo cita previa, mientras otros establecimientos pueden, con la misma regulación, vender alimentación en la calle.

Las asociaciones profesionales de la hostelería han señalado que no “pretendemos que se prohíba a otros funcionar como lo están haciendo, sino que se nos permita trabajar en las mismas condiciones”. Por ello han insistido “repetidamente” que se justifiquen las diferencias de trato, “sin que hayamos obtenido respuesta alguna”.

En total, en Euskadi hay 12.219 establecimientos: 8.297 tienen menos de tres trabajadores, 3.224 cuentan con plantillas que oscilan entre los cuatro y los 10, y los 698 restantes tienen más de 10 empleados. Gracias a las ayudas aprobadas recientemente por el Gobierno Vasco, los establecimientos de menos de 3 trabajadores podrán recibir una ayuda directa del Gobierno Vasco de 3.000 euros; los que tienen hasta diez 3.500 euros y el resto 4.000 euros.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído