Pásate al MODO AHORRO

Urkullu endurece las medidas para la Navidad por temor a la tercera ola

El Gobierno adelanta el toque de queda una hora el 24 y el 31 de diciembre, lleva el cierre de bares y comercios los días de fiesta a las seis de la tarde y restringe las salidas de la provincia en fin de año

Calle abarrotada de gente en Navidad / EFE
Calle abarrotada de gente en Navidad / EFE

Aunque los datos de contagios mantienen una tendencia a la baja, el frenazo de la última semana y el contexto del las comunidades limítrofes, así como la situación de Europa han llevado al Gobierno a reforzar las medidas restrictivas respecto a horarios y movimientos de cara a Navidad. El temor a los efectos de la reuniones de amigos y familiares estos días ha empujado al Gobierno a tomar medidas para evitar empezar el año con una tercera ola. Así, se endurecen las medidas de reestricción de cara a la Navidad para hacer frente a la expansión de la covid-19. Se adelanta una hora el toque de queda los días 24 y 31 de diciembre, a las 0:30 horas.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha sido la responsable del Ejecutivo que ha anunciado las medidas y ha destacado, de nuevo, que "vamos bien, pero no estamos bien". Y es que el Ejecutivo considera que es necesario realizar estas nuevas restricciones dado que "estamos en un periodo de alta vulnerabilidad". La responsable de Salud del Gabinete de Urkullu ha reconocido que la incidencia de los contagios ha descendido considerablemente, así "de los 850 casos por cada 100.000 habitantes que se registraron en noviembre, hemos pasado a los 280 a día de hoy. Pero, a pesar de eso, "el crecimiento de los casos en las comunidades limítrofes, así como la situación en Europa y la aparición de la nueva cepa"  han llevado al Gobierno a adoptar estas medidas, según ha explicado Sagarduy.  El inicio de la campaña de vacunación, previsto para el 27 de diciembre, tampoco ha aflojado la necesidad de la contención. 

El confinamiento perimetral también se endurece, así, se reducen los días en los que se pueden hacer los desplazamientos y viajes fuera del territorio histórico. Sólo se podrá salir entre los días 23 y 26 de diciembre y entre el 31 de diciembre y el día 1 de enero.Como había venido advirtiendo, el Gobierno vasco ha endurecido las medidas de reestricción de cara a la Navidad para hacer frente a la expansión de la covid-19. Se adelanta una hora el toque de queda los días 24 y 31 de diciembre, a las 0:30 horas. El confinamiento perimetral también se endurece, así, se reducen los días en los que se pueden hacer los desplazamientos y viajes fuera del territorio histórico. Sólo se podrá salir entre los días 23 y 26 de diciembre y entre el 31 de diciembre y el día 1 de enero.

Mayor esfuerzo de contención en nochevieja y Año nuevo

La hostelería y el comercio sufren también el endurecimiento de las medidas. Así, deberán cerrar sus persianas a las 18:00 horas de la tarde los días 24, 25 y 31 de diciembre. Pero también los días 1, 5 y 6 de enero. Además, los días festivos de 25 de diciembre, el 1 de enero y el 6 de enero no podrán abrir antes de las 9 de la mañana para evitar la posible prolongación de celebraciones. Por lo tanto, el esfuerzo de contención se incrementa en torno a la nochevieja y Año Nuevo, principalmente, porque en estas celebraciones se caracterizan por una menor contención y una mayor interacción social.

Además, en cuanto a las agrupaciones de personas en el entorno familiar y de allegados, si bien se mantienen las 10 personas en Navidad (24 y 25 de diciembre), para nochevieja y Año nuevo se reducen a 6 personas entre familiares y allegados. 

Restricciones en alojamientos

Entre el 30 de diciembre y el 2 de enero estará prohibido para los cámpines admitir clientes no alojados con anterioridad al 28 de diciembre porque se han detectado intentos de organización de fiestas de fin de año, mediante el alquiler de bungalows y otros servicios asociados a estas infraestructuras. Además, el 31 de diciembre y el 1, 5 y 6 de enero queda prohibida la celebración de cotillones o cualquier banquete o celebración en hoteles, casas rurales, cámpines o cualquier otro de tipo de establecimientos tanto en sus espacios comunes, como en habitaciones, bungalows o apartamentos. En los establecimientos con servicio de restauración, a partir de las ocho de la tarde del 31 de diciembre y del 5 de enero únicamente podrán servirse cenas a las personas que se encuentren alojadas en los mismos, que deberán desalojar los comedores antes de las 23.30 horas

Nuevas medidas

  • Toque de queda los días 24 y 31 de diciembre: 0:30 horas
  • Restricción de movimientos al territorio histórico salvo: Del 23 al 26 de diciembre y  del 31 de diciembre al 1 de enero. 
  • Número de personas que pueden reunirse: Diez personas el 24 y el 25 de diciembre.  Y seis personas el 31 de diciembre y el 1 de enero. 
  • Cierre de hostelería y comercio a las 18:00 horas: El 24, 25 y 31 de diciembre. Y el 1, 5 y 6 de enero. 
  • Apertura de la hostelería y comercio los días 1 y 5 de enero: Después de las 9:00 horas de la mañana.
  • Imposibilidad de alojarse en cámpines: entre el 30 de diciembre y el 2 de enero, si no se está alojado con anterioridad al 28 de diciembre. 
  • Servicio de restauración en establecimientos alojativos: Los días 31 de diciembre y 5 de enero sólo para los alojados y a partir de las 8 de la tarde, desalojando el comedor antes de las 23:30 horas. 

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído