Pásate al MODO AHORRO

El BBVA rebaja tres décimas la previsión de crecimiento para Euskadi del Gobierno vasco

El centro de estudios de la entidad financiera señala que el crecimiento será menor que en el resto de España y que la recuperación de las pérdidas ocasionadas por la covid no llegará hasta 2023

Carlos Torres, presidente del BBVA
Carlos Torres, presidente del BBVA

El centro de estudios de BBVA ha rebajado tres décimas la previsión de crecimiento económico para Euskadi que había previsto el Gobierno vasco. Así, la entidad presidida por Carlos Torres, ha fijado en un 5,3% el aumento del PIB vasco en 2022, frente al 5,6% del Ejecutivo Urkulllu. La entidad prevé que el crecimiento se matendrá en un 4,5% el año que viene, dejando por lo tanto hasta bien entrado el 2023 la recuperación económica tras las pérdidas del 2020, el año de la covid en que la economía se desplomó en el País Vasco más de un 10%. 

El centro de estudios de la entidad financiera ha publicado este miércoles un informe en el que apunta que las comunidades autónomas mantendrán una senda de crecimiento de su PIB a lo largo de 2022, con especial incidencia positiva del turismo en las regiones más vinculadas a este sector y de los fondos de recuperación europeos en el conjunto del país.

Según recoge EFE, en el recién terminado 2021 Euskadi también habría crecido ligeramente por debajo del conjunto, un 4,7 % frente un 5,1 %. Según ha explicado el banco, las comunidades del norte habrían crecido el pasado año por debajo de la media de España debido al menor avance del consumo. Asimismo, los cuellos de botella, que afectan a la actividad industrial y a las exportaciones, así como la ralentización de la inversión en equipo también habrían condicionado la actividad en estas comunidades.

Para el 2022 el informe mantiene el escenario: "La recuperación del turismo extranjero y urbano será un factor diferencial para el crecimiento de las islas, Madrid y Cataluña, que se situarán en el grupo de cabecera".

"El control de la pandemia, el retorno del turismo extranjero, la llegada de los fondos europeos y la eliminación progresiva de los cuellos de botella a la producción marcan el escenario regional. Crecerán más las comunidades turísticas, pero las del norte también lograrán cifras históricamente altas", añade.

"La normalización del comercio internacional y la mayor activación de fondos Next Generation de la UE permitirán un crecimiento históricamente elevado también en las CCAA del norte y centro, aunque inferior al promedio nacional", explica también.

Para más adelante, el 2023, "la economía se desacelerará progresivamente con el retorno a la normalidad", explica, aunque concreta que "la normalización del turismo urbano continuará favoreciendo a Madrid en el próximo bienio".

"La aceleración en el uso de los fondos Europeos impulsará más a las CCAA del sur y el oeste, por la mayor relevancia de la actuación del sector público, mientras que la desaceleración de la demanda europea afectará en mayor medida a las comunidades del norte de España y del valle del Ebro, hasta Cataluña, con mayor peso de su actividad exportadora", concluye.

Destacados