Pásate al MODO AHORRO

La confianza de los hogares se recupera tras cuatro meses de caída y augura el aumento del consumo

Según el estudio de Laboral Kutxa, en el segundo trimestre se vuelve a valores positivos gracias a las mejores perspectivas económicas y al aumento de las vacunas

Un comercio vasco oferta rebajas en una imagen de archivo. EFE
Un comercio vasco oferta rebajas en una imagen de archivo. EFE

La confianza de los vascos en las perspectivas económicas se recupera lentamente de las heridas de la crisis del Covid-19. Según el informe de Laboral Kutxa el índice de confianza de los hogares vascos vuelve a ser positivo en el segundo trimestre del año después de cuatro trimestres de caída en picado. La percepción vuelve a ser "optimista", dos puntos, tras subir 34 puntos respecto al primer trimestre y se sitúa en valores similares a los registrados entre el cuarto trimestre de 2018 y el segundo trimestre de 2019.

Las mejores perspectivas económicas y sobre todo, el impulso a las vacunas y la menor incidencia de la pandemia,  han dado la vuelta  a unos índices que estaban "hundidos" los últimos cuatro  trimestres consecutivos, con unas mejores perspectivas que "anticipan la recuperación de la normalidad y se alejan de los escenarios que preconizaban una crisis más profunda y dilatada", señala el informe.

 En este cambio influye, por un lado, las mejores expectativas de los hogares vascos sobre la evolución de la economía general, que aumentan en 50 puntos y pasan de  valores muy negativos a valores ya positivos (2) y similares a los registrados antes de la pandemia. Pero, además, superan los del segundo semestre de 2019, en el que dicha confianza había empeorado (-10 y -17). Esta mejoría se debe al aumento de las personas que estiman que, en los próximos doce meses, la situación económica general será algo o mucho mejor (de una a cuatro personas de cada diez) y la reducción de las que consideran que será algo o mucho peor (de siete a tres de cada diez). Estas expectativas responden a los datos referidos a la recuperación de la actividad -crecimiento de la economía vasca (+0,2%, primer trimestre) o actividad industrial (+2,4%, mayo)- excepto en aquellos sectores más condicionados por la pandemia y que no han normalizado su actividad. 

También mejoran las perspectivas sobre el desempleo y el 43%  creen que el paro disminuirá o se mantendrá, un 27%,  mientras que sólo tres de cada diez (30%) estima que crecerá en los próximos doce meses, cuando esta era la opción mayoritaria desde el inicio de la pandemia y hasta el primer trimestre de 2021.

Consumo

La recuperación de la confianza se traslada a la "valoración del momento de compra", indicador que mejora en 15 puntos y se sitúa en valores claramente positivos (+2) "que no se habían registrado ni en los años pre-pandemia", u y en este sentido, aumenta la proporción de hogares que consideran que es un buen momento (23%),  lo que puede significar que se vaya a producir un impulso al consumo, incluidas las grandes compras como una vivienda o un coche, que mejoran lentamente. Pese a ello, la compraventa de viviendas crece como motivo de inversión para canalizar el ahorro,  mientras que la perspectiva de comprar un coche vehículos sigue a la baja (en el acumulado de enero-mayo, es un 44% inferior a la registrada en el mismo periodo de 2019, pre-pandemia).

Archivado en:

Lo más leído
Destacados