Pásate al MODO AHORRO

La economía vasca cerró 2021 en una situación de crecimiento sólido

La buena marcha del empleo y el repunte en la producción industrial han hecho mejorar este "termómetro" elaborado por el Gobierno vasco

Trabajadores de la hostelería. / EFE
Trabajadores de la hostelería. / EFE

La economía vasca cerró el ejercicio pasado en la zona de "crecimiento sólido", con 131,3 puntos en el "Termómetro" elaborado por el Gobierno vasco y que comenzó el año en una situación de decrecimiento (42,1 puntos).

El Departamento de Economía y Hacienda del Ejecutivo autonómico ha hecho público el resultado de esta evaluación que realiza mensualmente sobre la base de más de 100 indicadores de la economía.

Según recoge Efe, el pasado mes de diciembre marcó 131,3 puntos (sobre 150), ligeramente superior a la situación de los dos meses anteriores (130,8 puntos en noviembre y 130 en octubre).

Entre las razones que explican la suave mejora de este indicador en los últimos meses destacan la buena marcha del empleo, como sugiere la evolución de la afiliación a la Seguridad Social, y el repunte de la producción industrial, ha recordado el Gobierno de Vitoria.

Por su parte, los servicios muestran un tono de crecimiento estable, con la incertidumbre por los efectos que la sexta ola pueda tener en algunas de sus ramas de actividad.

El termómetro de la economía vasca arrancó en enero de 2021 con 42,1 puntos (decrecimiento) y fue remontando de forma sostenida en los meses siguientes.

En marzo (67,2) entró en la zona de "crecimiento suave" para irrumpir al mes siguiente con 138,1 puntos en la zona de "crecimiento sólido", plano en el que se ha mantenido desde entonces hasta el cierre del año. 

Lo más leído
Destacados