Pásate al MODO AHORRO

Euskadi mete prisa al Gobierno central y le pide que acelere los PERTE de los fondos europeos

El consejero Azpiazu espera que las primeras convocatorias del PERTE de automoción llegue en marzo

El consejero Pedro Azpiazu / Parlamento vasco
El consejero Pedro Azpiazu / Parlamento vasco

Con un calendario para los primeros 70.000 millones de euros de los fondos europeos que empieza a incomodar, el Ejecutivo autonómico sigue acumulando sus quejas hacia el Gobierno central. El plazo de finales de 2023 que exige Bruselas para acceder a los otros 70.000 millones en préstamos empieza a apretar las tuercas a las instituciones, que deben tener ejecutado buena parte de los proyectos que llegan como ayudas directas para poder acceder al segundo paquete de dinero europeo.

Las divergencias entre los sistemas informáticos y los criterios entre los Ministerios de España ha sido, una vez más, una de las principales quejas del Ejecutivo vasco. El consejero Azpiazu ha hecho hincapié en el "retraso considerable" que está experimentando el Gobierno central en esas divergencias de criterios.

Hasta el momento, en 2021 Euskadi obtuvo 665 millones de euros de los fondos europeos y espera recibir en 2022 un total de 340 millones. Sin embargo, el titular de Hacienda y Economía, también ha incidido en comisión parlamentaria en los "24 meses clave" que afronta Euskadi para recuperar en los distintos PERTE ministeriales la infrafinanciación —de un 3,9%— que Lakua considera que está sufriendo en el reparto de ayudas directas a las comunidades autónomas y en las conferencias sectoriales para asignar los fondos europeos. Por eso, Azpiazu ha subrayado la urgencia de que los recursos aterricen "de una vez por todas" en el tejido productivo vasco.

En lo referente al PERTE de automoción, el Ejecutivo autonómico ha anunciado que espera que las primeras convocatorias lleguen en marzo, con tres meses de retraso contra el plazo anunciado de diciembre.

La inquietud por que estos fondos no se conviertan en un plan de cohesión en vez de uno de transformación —"un plan E", apuntaba el diputado popular Luis Gordillo— ha sido uno de las preocupaciones que este miércoles han trasladado representantes tanto del PNV como del PP o EH Bildu.

Sin noticias de los proyectos estratégicos

La oposición parlamentaria ha preguntado al consejero precisamente por si ha habido una respuesta ya desde el Gobierno central a los proyectos estratégicos que Euskadi remitió a Madrid para priorizar su financiación. Lo cierto es que todavía no ha habido una contestación por parte de la Administración nacional a proyectos como Basquevolt, la inteligencia artificial de BAIC Center y el desarrollo del centro de terapias avanzadas y nodo farmaceútico Osasunberri, algo que el consejero Azpiazu ya afirmó que no era "de recibo". Es por ello que el Gobierno vasco ya anunció a comienzos de este mes que le toca ir adelantando la inversión para estos proyectos.

Ante "el gran reto administrativo" que supone gestionar con eficacia los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), la oposición ha preguntado al consejero si ve factible cumplir con los plazos europeos de 2023 y si Euskadi tiene la capacidad de dar salida al dinero destinado a todos los proyectos. El Departamento ha reconocido en sede parlamentaria que los plazos actuales entre anuncio y convocatorias de los PERTE "son largos", de entre seis y ocho meses, aunque se ha trasladado este problema a los ministerios y, según el Ejecutivo, el Gobierno central tiene interés en reducirlo a dos o tres meses.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Destacados