Pásate al MODO AHORRO

La falta de previsión en Foronda deja a centenares de pasajeros haciendo cola a la intemperie

La coincidencia de dos vuelos internacionales provenientes de Estambul colapsa el control de pasaportes y evidencia la falta de espacio en la terminal

Imagen de las colas para pasar el control de pasaportes. /EiTB
Imagen de las colas para pasar el control de pasaportes. /EiTB

El aeropuerto de Foronda ha vuelto a mostrar sus carencias. La reforma de la terminal, culminada este verano, se está demostrando del todo insuficiente para abordar picos de viajeros. La muestra ha quedado patente este puente de la Inmaculada cuando la falta de previsión obligó a cientos de pasajeros de dos vuelos procedentes de Estambul a hacer cola a la intemperie bajo la nieve tras desembarcar del avión antes de pasar el pertinente control de pasaportes. Detrás de esta incidencia está la evidencia de unas salas de la terminal que se quedan pequeñas cuando se trata de acoger vuelos internacionales, fuera del espacio Schengen.

Fuentes de Aena achacan el caos a una "situación poco habitual" en el aeropuerto de Foronda, que es la coincidencia de dos vuelos fuera del espacio Schengen, con alrededor de 400 pasajeros.
Estos vuelos procedentes de Estambul "llegaron con 15 minutos de diferencia, en vez de los 20 minutos previstos" entre ellos, lo que, según Aena, explica que se formaran las colas para el control de pasaportes.

El problema es que a diferencia de otros aeropuertos de Aena, el de Foronda carece en su terminal de espacio suficiente como para que la cola se realizara dentro de las instalaciones. 

Desde Aena minimizan el impacto, porque son pocos los vuelos que salen o llegan desde Vitoria que requieran este control de pasaporte, por lo que califican de situación excepcional, esta especie de cuello de botella que se produjo a la llegada de los vuelos, y que, al parecer, nadie tuvo la previsión de que pudiera ocurrir.

Esto vuelos salieron ya de forma accidentada al inicio del puente, con varias horas de retraso, debido a que "a la hora de facturar el agente handling no tenía toda la información necesaria de cada pasajero. La compañía aérea no le había pasado los datos completos", según confirman desde Aena, lo que provocó importantes retrasos.

"Esto fue todavía peor que la llegada", señala Rosa Vega de Viajes Arana, que viajaba en uno de estos vuelos a título individual, y que también tenía clientes entre los pasajeros. "Se organizó un colapso en la facturación, con solo tres personas en las ventanillas". Un momento, en el que según señala, se puso también de manifiesto la falta de espacio en el aeropuerto en picos de uso. "El aeropuerto y la terminal no está preparada para tener vuelos internacionales a la misma hora", señala.

"Hay falta de inversiones y de personal. Se juntan cuatro charter y ni el personal ni las instalaciones dan abasto", señala Javier Pinto, presidente del comité de empresa del personal de Aena en el aeropuerto de Foronda.

Pinto destaca que aunque se presentó "a bombo y platillo" la reforma de la terminal en verano "no fue más que un lavado de cara, porque el espacio es el mismo". Una falta de espacio, que unido a la precariedad en cuanto a personal, que los sindicatos vienen denunciado, hacen la "tormenta perfecta" para que se produzcan problemas en cuanto se juntan varios vuelos de pasajeros  y más si son internacionales.

"Es una pena que pese al esfuerzo de las administraciones vascas por promocionar Foronda se de esta imagen y este trato al usuario", señala Pinto. La diputación de Álava, que es una de las entidades que más se vuelcan en la promoción del aeropuerto de Foronda, ha declinado hacer ninguna valoración al respecto del caos de este puente o de la necesidad de que se amplíe el espacio de la terminal.

Falta de personal

El aeropuerto de Vitoria está en el grupo 3, que son aquellos que reciben de media menos de medio millón de pasajeros, un grupo que comparten en Euskadi, con el de Hondarribia.
Sin embargo Foronda es el unico de este grupo que tiene apertura H24 y que tiene un nivel de carga tan importante.

Por ello, los sindicatos llevan tiempo reivindicando que se amplíe el personal dependiente de Aena, que en estos momentos asciende a 51 personas. Consideran que debería equipararse con el de Zaragoza, que también tiene servicio de H24, pero que se encuentra incluido en el grupo 2 de clasificación de Aena.

Esta falta de personal deja también con pocos efectivos a los bomberos para hacer labores de retirar la nieve de las pistas. Los sindicatos exigen que haya un retén específico para estos trabajos y que no se tengan que ocupar de ellos los bomberos que se ocupan de las posibles emergencias en el aeropuerto.

 

Archivado en:

Destacados