Pásate al MODO AHORRO

Las gasolineras vascas se han 'comido' el 86% del descuento del Gobierno central

El precio de la gasolina se ha disparado 17 céntimos desde que se aprobó el descuento de 20 céntimos por litro

Detalle del precio del combustible en una gasolinera. / EFE
Detalle del precio del combustible en una gasolinera. / EFE

La crisis de precios en los combustibles vuelve a golpear en Euskadi con una foto de lo más dispar en las gasolineras vascas. Según los datos del Geoportal de Hidrocarburos del Ministerio para la Transición Ecológica, el precio de la gasolina ha subido en Euskadi más de 17 céntimos desde que el Gobierno central aprobase el descuento de 20 céntimos. Sin embargo, en el caso del diésel, el precio de 1,86 euros por litro actual es exactamente el mismo que el pasado 1 de abril, cuando entraron en vigor las medidas del Ejecutivo central para paliar la crisis de precios que puso a la cadena de suministros al borde del abismo con la huelga del transporte.

 

Made with Flourish

 

De esta forma, el diésel, contando el descuento del Gobierno central, cuesta 20 céntimos menos por litro que hace casi dos meses mientras que el subsidio de la Administración nacional solo sirve ya para que un depósito de gasolina cueste tres céntimos menos por litro que el pasado 1 de abril. Hay que tener en cuenta que los gasolina representan ya casi cuatro de cada diez coches que se venden en Euskadi. Según los datos de  Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) el pasado mes de abril estos modelos representaron el 36% de las ventas del parque móvil y esa proporción es la que representan en el conjunto del parque móvil vasco de acuerdo con un informe de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa).

Los datos llegan en un momento en el que el escenario tampoco es particularmente halagüeño. El barril de Brent cerró la tarde de este jueves en el entorno de los 117 dólares, subiendo más de 3 dólares en un solo día su precio. Tanto es así que desde marzo las tres diputaciones forales vienen observando un mayor uso del transporte público ante el encarecimiento de la movilidad privada.

Una tienda echando el cierre / EP
Una tienda echando el cierre / EP

Las peores expectativas en un año

De hecho, el pesimismo con respecto al futuro está en su punto más álgido de los últimos doce meses. Según el 'termómetro de la economía vasca' que cada mes publica el Gobierno autonómico, las perspectivas de crecimiento, aunque aún altas, están en su peor momento desde marzo de 2021, con 129 puntos. Hace exactamente un año, en mayo de 2021, las perspectivas eran 16 puntos más optimistas: 145,5, rozando ya los 150 puntos máximos de las estimaciones del Departamento de Hacienda. Según explicó el Ejecutivo vasco, el descenso de las perspectivas ha venido precisamente ligados a un "menor dinamismo del consumo privado" que el equipo de Pedro Azpiazu considera que está causado por la inflación. Entre las causas del descenso, Hacienda también incluyó un retroceso de los servicios, "especialmente los destinados a familias". Pese a todo Lakua estima que la industria, la construcción y el empleo sí están yendo a mejor aunque el balance global sea de menor optimismo.

Destacados