Pásate al MODO AHORRO

Bizkaia afloró 313,4 millones de fraude fiscal en 2020

Estas actuaciones han bajado un 6%, lo que supone unos 190 millones menos en el ejercicio anterior

Sede de la Hacienda de Bizkaia
Sede de la Hacienda de Bizkaia

La Hacienda foral de Bizkaia realizó durante el ejercicio 2020 un total de 457.681 actuaciones enmarcadas en el 'Plan de Lucha Contra el Fraude Fiscal', con las que regularizó 313,4 millones que no habían sido ingresados a las arcas forales, unos 190 millones menos que en el ejercicio anterior, según ha informado este lunes el diputado de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga.

Para ello, ha explicado que la Hacienda foral establece dos vías de actuaciones, por un lado, "facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias a todos los ciudadanos" y, en su caso, "detectar y regularizar el incumplimiento por parte de aquellos que no cumplen con sus obligaciones". En ese sentido, ha señalado que "sigue habiendo personas que tratan de defraudar a las arcas públicas" y, además, "tratan de hacerlo a través de nuevos modos", y ha insistido en que el objetivo es la prevención, de forma que "si conseguimos prevenir el fraude no tendremos que regularizarlo".

Iruarrizaga, que ha afirmado que la prevención del fraude es "un elemento fundamental" de la actuación de Hacienda, ha puesto en valor que se haya realizado un número de actuaciones similar al de años anteriores, un 6% menos en un ejercicio "excepcional" por la pandemia del covid-19, y ha destacado también la aprobación durante 2020 de cerca de medio centenar de medidas de ayuda a los contribuyentes afectados por la crisis. En cuanto a la cantidad del fraude aflorado, unos 190 millones menos que en 2019, Iruarrizaga ha remarcado que "el éxito de la prevención se refleja en menos actuaciones de regularización y en una mayor recaudación" en "tiempo y forma".

En ese sentido, ha señalado que en el resultado de 2020 se observa la "relación inversa" entre las actuaciones preventivas y regularización. Como ejemplo ha puesto el ingreso obtenido de 35 empresas de territorio común, dedicadas a la comercialización de combustible adquirido en depósitos fiscales de Bizkaia. Según ha recordado, desde el año 2011, y contra el criterio de la Hacienda Foral de Bizkaia, esas empresas entregaban a la Agencia Tributaria el IVA repercutido en sus ventas al consumidor final.

Esa discrepancia entre las dos administraciones tributarias fue resuelta por la Junta Arbitral del Concierto Económico y ratificada en 2017 por el Tribunal Supremo, estableciendo el punto de conexión de ese IVA en el depósito fiscal, y atribuyendo por lo tanto su recaudación a la Hacienda Foral de Bizkaia. En los últimos ejercicios, las actuaciones realizadas por la Hacienda Foral en base a esa sentencia han generado un doble efecto. Por un lado, ha explicado el diputado foral se ha logrado un ingreso por regularizaciones en 2018 y 2019 mayor que en 2020.

A raíz de aquella sentencia, la Hacienda Foral ha recuperado 569,5 millones que las comercializadoras de combustibles de territorio común habían entregado en 2014, 2015, 2016 y 2017 a la Agencia Tributaria. Esos 569,5 millones se han recuperado en su mayor parte en 2018 (217,9 millones) y en 2019 (281,4 millones), mientras que en 2020 se han recuperado los últimos 70,2 millones pendientes.

Por otra parte, Iruarrizaga ha señalado como segundo efecto un mayor ingreso ordinario por IVA desde 2018, ya que tras la sentencia del Tribunal Supremo, las comercializadoras de combustible de territorio común entregan correctamente en la Hacienda Foral el IVA repercutido en sus ventas (si se trata de combustible adquirido en depósitos fiscales de Bizkaia). Antes de la sentencia del Tribunal Supremo, en 2017, Bizkaia ingresó por este concepto 29,3 millones, mientras que tras la sentencia, en 2018, el ingreso se elevó a 198,2 millones; en 2019 a 244,3 millones; y en 2020 a 211,4 millones.

Por otro lado, Iruarrizaga ha precisado que en la comparativa de las regularizaciones obtenidas en 2019 y en 2020 también influyen las realizadas sobre las retenciones de trabajo de la Dirección General de la Seguridad Social. Por este concepto, entre 2018 y 2020 se han regularizado 71,1 millones correspondientes a ejercicios anteriores que habían sido ingresados en la Agencia Tributaria y no en la Hacienda Foral.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído