Pásate al MODO AHORRO

LAB redobla la presión sobre el PNV para evitar la tramitación de la reforma laboral

El sindicato cercano a la izquierda abertzale cree que hay margen para modificar el acuerdo en la tramitación del Congreso y, además de las movilizaciones, intensifica los contactos con los partidos

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu./ EP
La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu./ EP

LAB redobla la presión sobre el PNV para evitar que los jeltzales apoyen la reforma laboral acordada entre patronal y sindicatos. El sindicato próximo a la izquierda abertzale instensifica los contactos con las formaciones políticas para evitar que el Congreso de los Diputados respalde el acuerdo logrado por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con la CEOE y los sindicatos UGT y CCOO. El PNV mostró su malestar con que el acuerdo no dejara más claro la prevalencia del "ámbito vasco de negociación", es decir que los acuerdos alcanzados en Euskadi prevalezcan sobre los de carácter nacional. Los jeltzales no han terminado de confirmar un voto en contra, pero sí piden un esfuerzo en este punto. Por su parte, el Gobierno vasco ha respaldado el acuerdo, del mismo modo que la patronal vasca. La propia consejera de Trabajo y Empleo y vicelehendakari, Idoia Mendia, pidió al PNV "estar a la altura de las circunstancias" para salvar la tramitación de la reforma

El sindicato LAB, según informa EFE, ha considerado que aún "hay margen" en el Congreso para modificar la reforma laboral consensuada en la mesa de diálogo social del conjunto de España y ha avisado a los partidos del País Vasco de que "no pueden" dar vía libre a ese acuerdo "en los términos en los que está". La secretaria general de la central nacionalista, Garbiñe Aranburu, se ha expresado de esta manera en una conferencia de prensa en Bilbao, en la que ha abogado por articular "luchas sindicales" en los ámbitos sectorial y de empresa para obstaculizar la reforma laboral pactada por el Gobierno, CEOE y los sindicatos CCOO y UGT.

La dirigente sindical ha vuelto a mostrar la oposición "clara" de LAB a ese acuerdo al considerar que "mantiene la esencia de la reforma del PP" y que la patronal "es la principal beneficiaria" del mismo. "Ha sido una victoria de la CEOE", según ha indicado en el acto informativo el secretario de Acción Sindical y Negociación Colectiva de LAB, Xabier Ugartemendia.

Contactos con los partidos para enmendar la reforma

El sindicato insiste, por ello, en que "esta reforma tal y como está no se puede avalar" y mantiene contactos con los partidos vascos con representación en el Congreso al opinar que todavía hay tiempo, "por lo menos, para intentar mejorarla", ha señalado Aranburu. La secretaria general de LAB ha criticado que el texto pactado "no garantiza" la prevalencia de los convenios autonómicos y provinciales sobre los del conjunto del país, por lo que "mantiene la apuesta por la estatalización" de la negociación colectiva.

También ha denunciado que el acuerdo permite que los despidos "sigan siendo libres y baratos" y que "no transformará el actual modelo de relaciones laborales", generador de "precariedad y empobrecimiento de los trabajadores". Además, ha considerado que la redacción que incluye en relación al objetivo de limitar la temporalidad es "muy genérica" y "deja las puertas abiertas" al fraude de ley, por lo que el resultado va a ser "muy limitado". Aranburu ha señalado que en este asunto "todo el partido no se juega en Madrid", donde LAB no está representado en la mesa de diálogo social, según ha recordado, y ha abogado por actuar "también en Euskal Herria" para oponerse a la reforma laboral pactada.

Movilizaciones contra el acuerdo 

La dirigente sindical, que ha recordado que LAB ya ha convocado una jornada de movilizaciones el próximo día 27 para mostrar su rechazo, ha lamentado que "se haya dejado pasar" la oportunidad de convocar una huelga general para incidir "en las decisiones de Madrid", aunque se ha mostrado convencida de que "huelgas generales va a tener que haber en la nueva fase". Según ha explicado, el sindicato tratará de que los aspectos "más lesivos" de la reforma laboral "no sean de aplicación" en Euskadi y trabajará por una transformación de las relaciones laborales, para lo cual ha registrado en los parlamentos vasco y navarro una propuesta para elaborar "un código laboral de Euskal Herria".

Aranburu ha reclamado "soberanía" para decidir en el ámbito vasco las relaciones laborales y ha indicado que en el debate en torno al autogobierno esta materia "tiene que ser central". Ha afirmado, además, que con las competencias actuales Euskadi se puede dotar de "un marco propio" de relaciones laborales. A su juicio, es una cuestión "de voluntad política" y ha instado a los gobiernos vasco y navarro a impulsarlo. Asimismo, ha indicado que LAB ha interpelado a las patronales vasca y navarra para lograr un acuerdo interprofesional que "dignifique" el empleo con medidas que eviten los despidos y establezcan un salario mínimo de 1.400 euros, entre otras.

Lo más leído
Destacados