Pásate al MODO AHORRO

Lakuntza calienta motores para la huelga general en su reelección y LAB le pide que vayan de la mano

El secretario general de ELA arranca un nuevo mandato al frente del sindicato abogando por la confrontación con la patronal y con el poder político y presiona a EH Bildu, Podemos y PNV para la derogación de la reforma laboral y las pensiones

Mitxel Lakuntza, secretario general de ELA./ EP
Mitxel Lakuntza, secretario general de ELA./ EP

Mitxel Lakuntza afronta su segundo mandato al frente del sindicato ELA con la misma estrategia que ha guiado el sindicato en los últimos años: la confrontación con la patronal y con el poder político como máxima y la huelga como instrumento "imprescindible" para defender los derechos de los trabajadores. 

Lakuntza ha sido reelegido este jueves como nuevo secretario general de ELA con el 90,69% de los votos a favor. Era la única candidatura en un sindicato que no suele tener fisuras ni corrientes alternativas en ninguno de sus congresos. 

En su discurso en el cierre del 15 congreso del sindicato ha dejado claro que ELA mantendrá las mismas directrices en su afán por convertirse en el sindicato de confrontación: “Para ELA, la palabra ‘confrontación’ no tiene ninguna connotación negativa; es una palabra muy presente en nuestro vocabulario. La confrontación politiza, nos hace tomar conciencia de lo que somos y de a quién tenemos enfrente”, ha señalado.

Haciendo gala  del  "carácter político" del sindicato, que por ejemplo, le critican desde formaciones como el PNV, Lakuntza ha reivindicado el papel de ELA como agente social y político: “Nuestras preocupaciones y nuestras luchas no terminan en los centros de trabajo. La defensa de la clase trabajadora está inexorablemente ligada a otras políticas públicas, como el feminismo o el ecologismo. A veces, como acusación, nos dicen: ‘ELA es una organización cada vez más política y menos sindical’. Pues no, ELA es cada vez más sindicato precisamente porque tiene opinión y praxis política”, ha señalado.

En este sentido, Lakuntza  ha puntado que "un partido que se dice de izquierdas no puede eludir cuestiones conflictivas, y debe trabajar alternativas; en definitiva, hacer oposición. Y si llega al poder, cambiar las cosas, no dejarlas como están. Eso es algo que difícilmente se ve en nuestras instituciones" y en una advertencia clara a EH Bildu o a Elkarrekin Podemos ha advertido de que el sindicato no va a renunciar a su autonomía: "Si los partidos de izquierda no cumplen su papel, ELA no lo va a dar por bueno”.

Precisamente, a través de una resolución, ELA ha exigido a PNV, EH Bildu y Unidas Podemos que utilicen su capacidad para determinar los contenidos de las leyes para defender la derogación de la reforma laboral y expresen también su rechazo a la nueva ley de pensiones en la votación del 2 de diciembre.  "No nos vendáis en Madrid'  pide el sindicato a estos partidos, y apela a "su responsabilidad ante la ciudadanía, y en especial, ante la clase trabajadora".

En cuanto al uso de la huelga, un instrumento "esencial" para ELA,  Lakuntza  ha subrayado que "no es un recurso de otros tiempos. La huelga está muy viva: debemos recalcar una y otra vez que las huelgas son imprescindibles para lograr buenos convenios, para limitar o acabar con la precariedad". 

Precisamente a las puertas de una huelga general con la que amenaza LAB, la secretaria general de esta formación, Garbiñe Aranburu, que ha asistido como invitada al congreso,  ha tendido la mano a ELA para "ir juntos" en la exigencia de la derogación de las reformas laborales, "cerrar el camino a los recortes y apostar por un marco de relaciones laborales propio para Euskadi". En ese sentido ha señalado que, aunque ELA y LAB son sindicatos diferentes, "tienen mucho en común, como su apuesta por la transformación social desde un sindicalismo de contrapoder, en el que la fuerza de los trabajadores está en la capacidad de huelga y movilización tanto a nivel sectorial como en los centros de trabajo".

Por otra parte, ELA ha dado un paso significativo en este congreso la reivindicar de forma abierta por primera vez  una "república vasca". "Un Estado propio que garantice la igualdad de mujeres y hombres, un autogobierno pleno de este país, una República vasca, que preserve el medio ambiente y que garantice el bienestar de la mayoría de la sociedad a través de políticas socialistas”.

Lakuntza, que accedió a la secretaría general en 2019 como sustituto de Adolfo Muñoz, ha sido reelegido por 624 votos (90,69%) a favor, 42 en contra (6,10%), 17 en blanco y cinco nulos. Además, los delegados reunidos han aprobado por aclamación la Ponencia que marca las líneas estratégicas del sindicato para los próximos cuatro años.

 

Lo más leído
Destacados

Estamos abriendo esta sección. En breve publicaremos contenido.