Pásate al MODO AHORRO

El Metal de Bizkaia adelanta una nueva crisis por el coste de suministros y la energía

Se frena la recuperación y crece la preocupación de las empresas del sector por el descenso de rentabilidad de sus ventas

Un operario trabajando en una empresa vasca. / EP
Un operario trabajando en una empresa vasca. / EP

El sector de Metal de Bizkaia constata un frenazo en la recuperación económica, especialmente debido a la crisis del coste de los suministros y materias primas y al elevado precio de la energía  que puede adelantar una nueva crisis en el sector industrial cuando aún no se ha remontado de la anterior.

Según el último Informe de Coyuntura de la Industria del Metal de Bizkaia, correspondiente al tercer trimestre de 2021, la actividad en el tercer trimestre ha supuesto un frenazo en la tendencia de mejora que mantenía el sector, al incrementar en más de 7 puntos el número de empresas que dicen que han tenido una actividad inferior a lo previsto. Además se ha reducido de manera importante el número de empresas que  han tenido un nivel de actividad mejor de lo previsto, y aumentan las que confiesan tener una cartera de pedidos débil o muy débil.

En el trasfondo de esta ralentización de la recuperación se encuentra el coste de las materias primas, pero también por los costes de la electricidad, del gas, de los fletes, que está influyendo de forma directa en la rentabilidad de sus ventas. Precisamente algunas empresas siderúrgicas vascas como Sidenor o ArcelorMittal, ya han iniciado paradas de su actividad al no poder afrontar los costes de la energía. 

De hecho, para las empresas del Metal estos dos factores, el elevado coste de las materias primas y la falta de rentabilidad de sus ventas, constituyen los dos ámbitos principales de preocupación. En concreto, el los problemas de abastecimiento y el incremento de precios de las materias primas es el factor que más preocupa, a un 82% de las encuestadas. En segundo lugar  preocupa el descenso de la rentabilidad de las ventas, que preocupa al 41,3% de las empresas. Ambos datos aumentan en relación con los del trimestre anterior, "lo cual pone de manifiesto el fuerte impacto del incremento de los costes de las materias primas en la rentabilidad de nuestras empresas", señala el informe.

En tercer lugar, las empresas manifiestan que los costes laborales también son una variable importante para el sector. Analizando las conclusiones por tamaño, las materias primas siempre están en el primer lugar del ranking y el descenso de la rentabilidad en el segundo, salvo en el caso de las empresas más grandes. En este caso, destaca la gran preocupación por el absentismo existente entre el colectivo.

Según el informe elaborado por el Metal de Bizkaia, el 41% de las empresas encuestadas valoran su nivel de pedidos como débil o muy débil y solo una de cada cuatro habla de niveles altos, lo que supne un descenso sonre informes anteriores y aunque las empresas creen de forma mayoritaria que podrán recuperar niveles de facturación prepandemia a finales de año,  el 38% de las empresas dice que el plazo estimado para la recuperación de su actividad sigue siendo de un año o superior, o incluso no tienen perspectiva de recuperación.

En lo que se refiere al empleo, el informe constata perspectivas peores que hace tres meses.  un 20% de las empresas piensan que aumentarán plantilla un 6,8%, mientras que un 12% dicen que la reducirán un 14,2%. Esto nos lleva a concluir que en el último trimestre del año habrá una muy leve reducción de la plantilla respecto al tercer trimestre un 20% de las empresas piensan que aumentarán plantilla un 6,8%, mientras que un 12% dicen que la  reducirán un 14,2%.

Con estos datos, el Metal considera que "la recuperación está siendo un proceso complejo y que el camino sigue teniendo importantes obstáculos a los que las empresas deben enfrentarse antes de recuperar, de manera colectiva, niveles anteriores a la pandemia". 

Archivado en:

Destacados