Pásate al MODO AHORRO

La campaña del verdel y la anchoa se le empieza a escapar a los arrantzales

Las flota vasca seguirá amarrada hasta nueva orden e irán revisando "día a día" si pueden volver a salir a faenar

Grupo de arrantzales vascos. / EP
Grupo de arrantzales vascos. / EP

Los arrantzales vascos van a seguir sin faenar por el momento. Hace escasas horas, la flota vasca de bajura anunciaba que permanecerá amarrada en puerto por la huelga de transporte hasta nueva orden y que van a ir revisando la situación día a día. Este parón deja en el aire la campaña del verdel y la anchoa, tan importante para la pesca vasca. La directora de Opegui, Miren Garmendia, detalla a 'Crónica Vasca' que la situación es complicada y que" no se puede garantizar nada". Además, del resto de la flota de la costa, apunta que está llegando "muy poca cosa" a las lonjas y lo que llega tiene "muchas dificultades para transportarse" por la huelga.

La flota de Bizkaia y Gipuzkoa permanece en tierra desde la semana pasada. Precisamente, el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Bizkaia, Eusebio Arantzamendi, apuntaba a Efe, que "hasta el miércoles que los camiones no empiecen a trabajar no empezarán a faenar porque para malvender... ¿Cómo van a estar los ánimos? Pues mal. Como no solucionen rápido esto, se va a montar una gorda".

"Si no pescan, no ganan"

Y es que la situación de los arrantzales es muy delicada. Según explica la directora de Opegui, Miren Garmendi, son trabajadores por cuenta ajena y por tanto "si no pescan no ganan, si salario parte de lo que ganan con la pesca, y ahora están sin trabajar y por lo tanto sin ingresar".

Esto deja en el aire la campaña del verdel y de la anchoa, porque tal y como asegura Garmendia, con la actual situación "no se puede garantizar nada". Algo que también apunta Eusebio Arantzamendi, que ha advertido de que "la costera de verdel ha empezado y si la solución tarda igual no se puede coger toda la cuota, por lo que "cuanto antes se solucione, mejor para todos". Sobre el resto de pesca que llega a Euskadi, Garmendia detalla que está llegando "muy poca cosa" a las lonjas, y lo que llega "tiene muchas dificultades para transportarse". Por ello, van revisando la situación día a día.

En Gipuzkoa, la flota de cerco está integrada por unas 45 embarcaciones, con base fundamentalmente en los puertos de Pasaia, Getaria, Hondarribia y Orio. Los barcos de este territorio acordaron el pasado martes sumarse a la decisión consensuada entre la flota del Cantábrico de permanecer parada al menos hasta este lunes al no tener garantizada la distribución de sus capturas como consecuencia de la huelga del transporte.

Archivado en:

Destacados