Pásate al MODO AHORRO

El Puerto de Bilbao pierde un 6,6% de tráfico lastrado por el parón de Petronor

La caída de las mercancías de petróleo y gas en el primer trimestre contrastan con una recuperación de la carga seca, con tráficos similares a los anteriores a la pandemia

Vista general del Puerto de Bilbao./ CV
Vista general del Puerto de Bilbao./ CV

El tráfico del Puerto de Bilbao se recupera, pero muy lentamente, y habrá que esperar a los resultados del segundo semestre del año para poder dejar atrás las pérdidas tras la pandemia. Ya en el mes de junio se apunta un repunte con un incremento de los tráficos de mercancías cercano al 15%, lo que supone recuperar prácticamente 350.000 toneladas. Pero este ascenso no consigue contrarrestar el mal comportamiento de los primeros cinco meses, con lo que el balance del semestre arroja una pérdida acumulada de 1,1 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 6,6% respecto al mismo período del ejercicio anterior.

La caída se explica, fundamentalmente por descenso de las importaciones de petróleo y gas, y de hecho, los graneles líquidos caen 1,2  millones de toneladas. lastrado sobre todo por el parón de parte de la producción de Petronor. Por contra, la carga seca ha recuperado los tráficos anteriores a la pandemia, aumentando en más de 100.000 toneladas. Esto permite al presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Ricardo Barkala, confiar en una recuperación a lo largo de este segundo semestre, apoyado en esta buena evolución de la carga seca, y con la confianza en que la refinería de Petronor tiene previsto finalizar el ERTE en breve e iniciar la producción de las dos líneas de refino a final de verano. Además esperan que tire de los tráficos el incremento de la demanda de gas hasta alcanzar Bahía Bizkaia Gas (BBG) los 3,4 millones de toneladas. Por otra parte, recuerdan que la mayor caída de los tráficos del Puerto se produjo durante último trimestre del año 2020,  cuando se redujeron los tráficos prácticamente a la mitad como consecuencia de la pandemia y los efectos de la huelga en la estiba, por lo que todo apunta a una recuperación, una vez levantados los vetos a movilidad y superado el conflicto laboral.

Con este nivel de tráficos, la cifra de negocio del puerto en este primer trimestre ha ascendido a 31,3 millones frente a los 32,3 millones de 2020, lo que representa una reducción del 3,2%, con un descenso en la facturación de un millón de euros debido al menor volumen de tráficos portuarios.

La deuda bancaria neta al cierre del semestre se sitúa en 11,2 millones euros. Según han señalado, durante el primer semestre del ejercicio 2021 se han cancelado anticipadamente otros 10 millones de deuda en el Banco Europeo de Inversiones, lo que permite a la Autoridad Portuaria mantener "un perfil de endeudamiento cercano a cero". En cuanto a los recursos generados (Ebitda) del primer semestre, han alcanzado los 15,8 millones de euros.

Inversiones

A lo largo de este año, la Autoridad Portuaria tiene previsto invertir un total de 51,5 millones de euros. Una de las principales obras que acometerá son las destinadas a la Ampliación del muelle AZ1 en 50.000 metros cuadrados de superficie y una línea de muelle de 251 metros lineales.

Estas obras estarán finalizadas a comienzo de 2023, se han adjudicado en junio a la UTE formada por Rover Maritime, Murias y Ciomar por un importe de 27,4 millones.

También se procederá a la urbanización de 201.399 m2 de la primera fase del Espigón central, una obra que está ya realizada en un 35% y que tiene un presupuesto de 8,5 millones de euros. Se espera que esté finalizada en otoño.ç

Además, se ultimarán este año  los nuevos accesos, el muelle de emergencias  para el atraque de buques que tengan algún tipo de restricción para su atraque en muelle comercial, y las obras de relleno de la Margen izquierda del Canal de Deusto.

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados