Pásate al MODO AHORRO

Qué se esconde detrás del límite del Bizum: la resistencia de los bancos a perder sus comisiones

Desde el pasado día 15 no se pueden recibir más de 60 bizum al mes, una decisión tras la que algunos ven una maniobra de la banca para impedir que los negocios usen este sistema en lugar de las tarjetas y no paguen comisiones

Una mujer se dispone a realizar un pago por Bizum.  / BBVA
Una mujer se dispone a realizar un pago por Bizum. / BBVA

"Hazme un Bizum" es una frase que millones de personas dicen cada día. En concreto 15 millones, que son los usuarios de esta aplicación  que nació hace cuatro años, que permite realizar pagos de manera instantánea desde el móvil, y a la que están adheridas las principales entidades bancarias, entre ellas Kutxabank, Laboral Kutxa, Caja Rural, BBVA, Sabadell o CaixaBank, entre otras. 

Desde el pasado martes día 15 ha cambiado sus condiciones y limita a 60 el número de transacciones que pueden recibirse al mes, frente a las 150 que podían recibirse hasta ahora. Los envíos se mantienen ilimitados. 

Pero, ¿cuál es el objetivo de esta limitación? Desde la aplicación la enmarcan en poder "garantizar la seguridad" de los envíos, sin dar más explicaciones, pero lo cierto es que detrás de la medidas hay una maniobra de los bancos para recuperar las comisiones que están perdiendo al extenderse el uso del Bizum en algunos establecimientos, o trabajadores autónomos que evitan así los pagos con tarjeta y las comisiones que suponen.  

"Lo que pasa es que algo que empezó como un uso de particulares, para uso doméstico, con el fin de captar clientes hacia la banca digital, se está  empezando a usar cada vez más por parte de las empresas", señala Elisabet Ruiz Dotras, profesora de Estudios de Economía y Empresa de la UOC y experta en banca electrónica.

Ruiz Dotras señala que se trata de empresas normalmente pequeñas "que en lugar de usar un TPV (Terminal en el punto de venta) y datáfonos que tienen comisiones para las empresas, piden que se les pague por Bizum", algo que empieza a extenderse en diversos comercios negocios de belleza, o gabinetes como de psicología, o pintores y autónomos en general. De hecho, en reiteradas ocasiones asociaciones de comerciantes ha protestado por las comisiones que se imponen a los cobros con tarjeta. El Bizum les evita ahora esos pagos.

"Esto es lo que se intenta evitar", dice,  "no el uso doméstico, porque aunque sobre todo entre los jóvenes, se utiliza cada vez esta aplicación, es raro que se reciban más de 60 al mes". "Lo que ha hecho la banca que está asociada a Bizum es ponerse de acuerdo para no perder las comisiones".

El Bizum tiene un coste cero para el usuario, por eso a los bancos  "no les compensa que su uso se extienda a los negocios" en un momento de bajos tipo de interés y en el que las comisiones son una fuente de ingresos.

El inicio del uso de esta apliación se enmarca en una necesidad del sector bancario de atraer a los clientes hacia la banca on line, reduciendo oficinas en un momento en el que el perfil de los clientes más jóvenes es digital. "A esos clientes no les interesa ir a la oficina y la pandemia ha incrementado la apuesta por la digitalización. Ahora todo el mundo 'hace un Bizum' incluido para los pagos a negocios que hasta ahora se hacían con tarjeta y los bancos han dicho, 'hasta aquí hemos llegado'", señala  Ruiz Dotras.

 "Otra cosa es que se busquen aplicaciones alternativas" para que la banca saque provecho de estas transacciones, y, de hecho, ya está en marcha un Bizum para empresas, que es de pago.

Un 70% de penetración

A finales de marzo de 2021, Bizum alcanzó los 15 millones de usuarios. Tiene una penetración cercana al 70% de los clientes bancarios digitales en España y el número de transacciones ha alcanzado la cifra de 370 millones, con un volumen asociado de 18.000 millones de euros.

La aplicación la utilizan usuarios con edades comprendidas entre los 18 y los 54 años. Los usuarios más activos tienen entre 18 y 25, seguidos por el tramo de edad de entre 26 y 34 años.

 

 

Lo más leído
Destacados