Pásate al MODO AHORRO

Tapia reconoce "que nos tocará pagar por un gas extraído en otros lugares"

La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, recuerda que el gas seguirá siendo una fuente de energía de transición y recuerda que, tras el portazo de la Ley de Cambio Climático al yacimiento de Álava, solo queda reforzar la apuesta renovable

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia / EP
La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia / EP

La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, ha reconocido que tener que traer el gas desde fuera a Euskadi supone "un condicionante". Y es que este recurso seguirá siendo una fuente necesaria de energía durante la transición a las renovables que, según ha explicado Tapia requerirá "mucho tiempo". El Gobierno vasco se verá obligado a seguir importando gas una vez que anunció la semana pasada que abandonaba cualquier intento de explorar el yacimiento de Álava tras la aprobación en el Congreso de Ley del Cambio Climático que prohíbe expresamente cualquier explotación del yacimiento. La semana pasada la compañía participada por el Ejecutivo Bahía de Bizkaia Gas, anunció que duplicaba los beneficios de su actividad importadora de gas debido a la dependencia que nuestro sistema energético tiene de este recurso. 

El Gobierno vasco cuenta con que cerrado el debate del gas, no se puede obviar que "seguirá siendo energía de transición durante mucho tiempo", como ha señalado Tapia, que ha recordado también que "nos tocará consumir un gas que estará extraído en otros lugares y nos tocará pagar por traerlo aquí". Por eso ha señalado que es necesario impulsar la estrategia energética apoyada en fuentes renovables, con ese objetivo la consejera ha anunciado que a principios de 2022 remitirá al Parlamento el proyecto de Ley de Transición Energética y Cambio Climático de Euskadi.

Tapia ha realizado estas manifestaciones en el transcurso del V Foro Industrial País Vasco organizado en Bilbao por 'El Economista', donde ha insistido en que la industria debe afrontar un gran proceso de transformación sobre la energía  renovable, lo que , según ha reconocido, supone "un impacto negativo" en empresas asociadas al oil&gas y se está observando a compañías "con dificultades" por esta circunstancia. El Gobierno vasco pretende lograr que la cuota de energías renovables represente el 20% del consumo final de energía, cuando ahora se está alrededor del un 15 ó 16% y en generación alrededor de un 8%, por lo tanto, "muy lejos todavía de esos objetivos punteros que se han puesto a nivel mundial". En los últimos cuatro años Euskadi apenas se ha incrementado en la potencia instalada renovable, solamente se ha incrementado en un 10% que deja generación instalada en 580 MW. 

En esta línea se encajan diferentes iniciativas, como el parque fotovoltaico de Arasur, en Álava, que ha aportado desde el año pasado 24 MW de instalación. Las siguientes líneas anunciadas son los cuatro parques eólicos en Álava que pondrán en marcha Iberdrola y el Gobierno vasco a través del EVE. Se trata de un total de 250 MW, pero que todavía están iniciando su tramitación y su entrada en operación no será antes de dos o tres años. Por lo que todavía parece la generación de energía verde en Euskadi mantendrá un ritmo lento.

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído